Las ventajas de ser docente particular

ser docente particular

Hay muchas formas de conocer de primera mano el mundo de la docencia, las oposiciones o las candidaturas en centros privados son las dos más conocidas, quizás porque son las que mayor número de puestos de empleo ofrecen, aunque también los centros de estudios, tipo academias o centros de idiomas, se presentan como alternativas interesantes y atractivas para ser docente.

ser docente particular

Menos conocido, tal vez por falta de conocimientos o por asociarlo con una formación “de andar por casa” son las clases particulares, de las que muchos docentes titulados y con experiencia huyen, pensando en que no verán recompensado su esfuerzo… Sin embargo, existen interesantes ventajas de ser docente particular que merece la pena descubrir, aunque solo sea por tener el cuenta todas las posibilidades a la hora de trabajar como docente.

Las ventajas de ser docente particular

Personalizar las clases

Al ser una formación particular y que se acuerda directamente entre profesor y alumno, el profesor puede aprovechar esta ventaja para elegir la metodología y el enfoque en los que se sienta más cómodo, así podrá personalizar cada clase para adecuarla al máximo a las necesidades del alumno, pero también según su forma de enseñar y de trabajar.

Esta libertad también se puede aprovechar a la hora de optar por un enfoque más innovador o de buscar alternativas a la formación más tradicional.

Menor tiempo de búsqueda de la primera clase

Lanzar CV en busca de trabajo requiere de varios meses para el éxito, las oposiciones implican varios años de preparación hasta la obtención de una plaza en un centro. Sin embargo, al ser docente particular el tiempo para encontrar al primer alumno después de publicar un buen anuncio de clases particulares es realmente poco, sobre todo, si se sabe ¿Cuándo colgar cartel de clases de repaso escolar? teniendo en cuenta la materia que se imparte y los tiempos de mayor demanda.

Elección del número de horas/días de clase

Ser docente particular no es una actividad que ofrezca una opción de empleo e 35 horas/ semanales divididas en 5 días, pero lejos de ser una desventaja, las clases particulares favorecen que sea el propio profesor quien decida cuántas horas de clase quiere dar cada día o, incluso, si busca dar clases particulares a diario o, simplemente, tener a uno o dos alumnos que busquen una o dos horas de clase.

Elección de las tarifas

Aunque existen ciertas tendencias sobre precio por hora de clase según ciudades y zonas, y también en función del nivel de especialización, cada docente particular tiene plena libertad para establecer sus tarifas por hora de clase, los precios para clases intensivas y demás.

 

Libertad para seleccionar turnos u horarios de clase

En horario de mañana o en horario de tarde, pero también solo los fines de semana o en horario nocturno, al ser profesor particular es posible indicar la disponibilidad horaria o las preferencias en cuanto a horarios de clases o a turnos.

De esta forma, se puede compaginar ser profesor particular con otras actividades, por ejemplo, con la búsqueda de un empleo en un centro de formación, con la preparación de oposiciones o con estudios de especialización, como docente, o no.

Ahora que ya conoces las ventajas de ser docente particular, ¿no crees que esta actividad se ajusta perfectamente a tus requisitos?

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *