El Unicode y los jeroglíficos maya

Puede parecer una locura pero ahora es posible mandar mensajes de whatsapp con jeroglíficos maya. Gracias a Unicode, seleccionando el teclado y la tipografía adecuada ahora podemos escribir en maya. Y en cualquier dispositivo, ya sea en el móvil, la tablet o el ordenador. Cuando la tecnología y la lingüística se unen, hacen que cada vez más gente en todo el mundo pueda comunicarse y encontrarse.

 

Pero, ¿qué es Unicode?

Unicode es el método estándar para codificar el lenguaje. Hace posible que usuarios de todo el mundo puedan leer, escribir y hacer búsquedas en una variedad inmensa de lenguas y en cualquier dispositivo electrónico. Su equipo está formado por académicos, accionistas y voluntarios. Todos ellos han hecho posible que ya se hayan codificado 139 sistemas de escritura. Si tenemos en cuenta que más de 60 lenguas utilizan el alfabeto cirílico o el arábigo, y que otras 500 usan el latino, Unicode ha codificado ya más de 1.000 lenguas.

Así, han hecho posible que millones de personas puedan comunicarse. No obstante, todavía quedan otras muchas lenguas que incorporar a su base de datos. En 2017 se lanzó la décima versión del Consorcio de Unicode, que incluía 4 sistemas de escritura nuevos y casi 60 nuevos emojis. Cada versión que lanzan incorpora nuevos sistemas de escritura, tanto tradicionales como nuevos, así como diferentes símbolos y emojis.

 

Lenguas minoritarias vs emojis

Muchas de las compañías que subvencionan Unicode están a favor de codificar lenguas minoritarias, para que sus hablantes puedan comunicarse como el resto. No obstante, los consumidores exigen que se les de prioridad a los famosos emoticonos, los emoji.

Sin embargo, cada vez son más las iniciativas que promueven que se codifiquen lenguas y sistemas de escritura que todavía no se han incluido por ser más minoritarios. En su lista se encuentran nuevos alfabetos como el Adlam, que se creó en África en los años 80. Pero también quieren dar acceso a sistemas antiguos, como el copto, una lengua de Antiguo Egipto.

Una vez se selecciona una lengua o sistema de escritura nuevo, pueden pasar hasta dos años hasta que se incluya en Unicode. Se valoran todos los detalles lingüísticos para que su codificación sea real y completa. De hecho, cualquier usuario puede proponer cambios para que la codificación de su lengua mejore, aunque puede pasar bastante tiempo hasta que se apliquen.

 

¿Cómo funciona el Unicode?

Las bibliotecas tienen un sistema de catalogación con números y letras con el que localizan cada libro. Lo mismo para con el método Unicode, que enlaza cada letra de cada alfabeto o sistema lingüístico con un código específico. Por contra, mientras que la capacidad de una librería está condicionada por su número de estanterías, el Unicode tiene un espacio casi infinito. Ahora mismo tiene casi 140.000 caracteres y sigue habiendo espacio para todos los alfabetos que existen y los que están por llegar.

Ahora, el estándar de Unicode ha logrado incluir dos de los sistemas más difíciles. Primero, el Kanji japonés, donde las letras representan palabras completas en lugar de sonidos. Y segundo, los jeroglíficos egipcios, donde los caracteres se unen en grupos. La experiencia que codificar estos dos lenguajes le ha dado a los profesionales de Unicode ha sido muy útil a la hora de incorporar el maya.

 

La dificultad de codificar el maya

Un equipo genial de profesionales tanto en lenguas como en arqueología se está encargando de la codificación de los jeroglíficos maya. Estos son logosilábicos, lo que significa que tiene signos que indican palabras, otros que indican sílabas y signos que indican tanto palabras como sílabas. Es todo un reto.

Por ejemplo, una palabra como montaña se puede escribir con un solo símbolo que representa esa palabra. Sin embargo, también se puede escribir uniendo diferentes signos que forman sus sílabas. Y, por último, también se puede hacer una combinación que hace referencia tanto a la palabra como a sus sílabas. Además, en lugar de leerse horizontal o verticalmente, estos grupos de signos se organizan en columnas de dos. Las columnas se leen hacia abajo y en zigzag, empezando por la esquina superior izquierda y acabando por la inferior derecha.

 

La tecnología al servicio de la filología

Como acabamos de ver, los jeroglíficos maya suponen todo un reto para el equipo de lingüistas que trabaja con ellos. Por ello, la tecnología es crucial para facilitar y aligerar el proceso de codificación. Los diferentes métodos tecnológicos aplicados a la filología aíslan los signos y son capaces de establecer conexiones entre ellos.

Gracias a su trabajo incansable, Unicode se puede convertir en la nueva lengua franca mundial. Una vez que se codifique el maya, cada jeroglífico tendrá un código asignado. Esto hará que académicos de todas las partes del mundo puedan añadir nuevos descubrimientos a esta base de datos.

 

El objetivo de Unicode es hacer que la comunicación sea fácil y cercana. Quieren conectar a cualquier persona del mundo para que se pueda comunicar. Si a ti también te interesa la lingüística, los idiomas, las nuevas tecnologías y el código, esta puede ser una salida profesional super interesante. Si necesitas ayuda con tus estudios, Infoclases te ofrece las mejores clases particulares, tanto presenciales como online.

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *