Convierte a tus amigos en tus primeros alumnos

Pues ya está: Vas a ser profesor de clases de apoyo o profesor particular de inglés, o profesor de Matemáticas… Claro que eso será en el momento en el que empieces a dar clase a tus primeros alumnos.

Quizás hayas pensado en redactar un panfleto de clases particulares que colgarás en el tablón de turno y, tal vez, estés valorando las oportunidades que podrías obtener de publicar un anuncio de clases privadas online, pero ¿has pensado que tus primeros alumnos podrían estar mucho más cerca de lo que crees? De hecho, los podrías encontrar de tu entorno más cercano.

Convierte a tus amigos en tus primeros alumnos

Pues sí, puedes imprimir anuncios en papel y puedes publicar anuncios de buscadores de clases privadas online, pero además de todas estas acciones puedes recurrir a tus amigos para que sean tus primeros alumnos de clases particulares.

¿Cómo convertir a tus amigos en tus primero alumnos? Muy fácil, en el momento en el que decidas que quieres ser profesor particular y que te propongas encontrar a los primeros alumnos a los que ayudar a alcanzar sus objetivos académicos, además de usar los clásicos anuncios para clases, recurre a tus conocidos para informarles de tus intenciones de dar clases particulares.

¿Cómo se les informa? Pues eso lo decides tú. Puedes aprovechar cuando los encuentres un día, o utilizar las redes sociales o, incluso enviar una comunicación utilizando por servicios de mensajería instantánea. Importante es que tengan claro que vas a dar clases particulares y que estás buscando a tus primeros alumnos.

No te desanimes si en un primer momento ninguno de tus amigos esté muy por la labor de ponerse a estudiar, puede que pase algo de tiempo hasta que uno de ellos necesite un profesor particular como tú, y será entonces cuando contactará contigo en busca de más información sobre las clases particulares.

¿Y qué pasa si ninguno de tus amigos necesita o busca un profesor particular como tú? Bueno, eso no quiere decir que tus amigos no puedan resultarte de utilidad para encontrar alumnos, asegúrate de que conocen tus intenciones, el tipo de clases que estás dando, las materias que impartirías y cualquier otro dato que pudiera ser relevante. En las clases particulares se sigue tirando mucho del boca a boca y cualquier amigo puede convertirse en tu mejor carta de presentación para un posible alumno que sí esté interesado en recibir clases particulares.

Aunque al pensar en tus primeros alumnos pienses en alguien desconocido, lo cierto es que tu primer alumno podría estar en tu círculo más cercano, el de amigos y conocidos, así que al buscar alumnos, no olvides comunicar tu intención de dar clases a todos los que conozcas que, además de la posibilidad de buscar clases, pueden dar buenas referencias sobre ti.

Y una vez que se conviertan en tus alumnos, sorpréndeles con clases con contenidos de calidad, en Cómo dar clases particulares a conocidos podrás descubrir más sobre cómo afrontar las primeras clases con una persona a la que ya conocías antes del comienzo de la formación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *