Ser profesor particular tiene sus ventajas…

Ser profesor particular tiene sus ventajas frente a ser profesor en un centro de estudios. Ser profesor particular tiene sus ventajas cuando se busca una idea para obtener dinero rápido. Ser profesor particular tiene también algunas ventajas cuando el objetivo es encontrar un empleo compatible con otro empleo, un trabajo relacionado con aquello que se estudio o, incluso, un trabajo que, a la vez es un hobby.

ser profesor particular tiene sus ventajas

Si estás pensando en convertirte en profesor particular deberías saber que ser profesor particular tiene sus ventajas y que estas ventajas no son una o dos, ¡sino un montón! Algunas de ellas son comunes a todos los profesores mientras que otras son personales, pero saber cuáles son las ventajas más notables es una tarea de la que hablaremos en este post. Hemos elaborado una lista con algunas de ellas, ¿Quieres saber cuáles son?

Ser profesor particular tiene sus ventajas

Un trabajo compatible con otros empleos

Pocos segundos empleos son tan fáciles de compaginar con el primero. Las clases particulares se pueden impartir según los horarios libres del profesor y, además, es posible mover horas de clase o cancelarlas siempre que al profesor particular le surja algún imprevisto. El número de horas de clase y los días se puede modificar en función de las horas del trabajo principal, así si en el primer empleo se reducen horas, siempre se pueden aumentar horas de clases particulares, y viceversa.

Una profesión en la que el profesor particular elige las horas

¿Dos horas a la semana? ¿Veinte horas semanales? ¿Horario de mañana, horario de tarde? El profesor particular tiene completo poder para decidir cuándo imparte sus clases particulares, así puede compaginarlas con los estudios o, simplemente, encontrar una fórmula que le permita disfrutar más del tiempo libre.

Es posible dar las clases particulares online

Hasta no hace mucho, el profesor particular se desplazaba hasta el domicilio del alumno, pero las clases particulares han cambiado mucho gracias a Internet, que no es solo una fuente de recursos para preparar las clases particulares, sino que también es el canal en el que se pueden impartir las clases. Así que el profesor no tiene por qué perder tiempo en desplazamiento.

En este trabajo el profesor es quien pone precio a su esfuerzo

Aunque haya precios de referencia en la zona para clases particulares de Matemáticas o de clases particulares de Inglés, poner precio a una hora de clase es decisión del profesor. En pocos empleos es el trabajador quien decide cuánto cobrar por sus horas de clase, pero en las clases de apoyo sí. Además puede incluir otras condiciones como tiempo de aviso mínimo para cancelar clases o precio extra para clases de preparación de exámenes.

No hay que esperar a fin de mes para cobrar

Del mismo modo que el profesor particular puede marcar sus horarios y sus tarifas, también puede decidir cada cuanto tiempo se realiza el pago de las clases particulares. Hay profesores a los que les gusta recibir el dinero después de cada clase, mientras que otros cobran de forma semanal y, por supuesto, también los hay que eligen un plazo de pago quincenal o mensual, pero en cualquier caso, es el profesor quien marca este tiempo.

Ser profesor particular tiene sus ventajas y estas son solo unas cuantas, pero al convertirse en profesor de clases particulares es posible descubrir muchas más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *