¿Recién graduado sin empleo? Sé profesor particular para universitarios

Acabas de obtener tu Grado Universitario: ¡Felicidades! Ahora te estarás planteando la búsqueda de tu primer empleo, ese que soñabas encontrar nada más terminar la carrera, pero que, vista la realidad laboral actual, ya tienes claro que tardará en llegar un poco más de lo que te gustaría.

sé profesor particular para universitarios
¿Mi primer trabajo? Como profesor particular, claro…

¿Qué hacer para obtener ingresos y si es posible obtenerlos a partir de algo que te permita estar en contacto con aquello para lo que te estás formado? No le des más vueltas: profesor particular para universitarios.

¿Recién graduado sin empleo? Sé profesor particular para universitarios

Tienes los temarios y los apuntes, y tienes las asignaturas claras, porque ya las has aprobado y, si además, tienes vocación docente y algo de experiencia dando clases de apoyo o ayuda con los deberes, no lo pienses más y profesor particular para universitarios de la asignaturas que más te hayan gustado de la carrera o de aquellas en las que hayas destacado por tus buenos resultados.

No importa si son asignaturas del primer curso o si se trata de ofrecer ayuda para desarrollar un buen Trabajo de Fin de Carrera, hay muchos universitarios que se están preparando ahora y que están buscando la ayuda de un profesor particular para aprobar las diferentes asignaturas. Quizás, incluso, haya compañeros de carrera que tenga alguna asignatura pendiente y que estén buscando clases particulares para aprobar, por fin, esa asignaturas que les mantiene alejados de su título. Sé profesor particular para universitarios y ayuda con tu experiencia y con tu formación a otras personas.

Al ser profesor particular no tienes por qué renunciar a buscar empleo en tu sector, ya que las formación a particulares es completamente compatible con otras actividades: el profesor particular puede elegir el número de horas de clase que imparte a diario o cada semana, así que te puedes marcar un número máximo de horas y también puedes elegir si las clases serán en horario de mañana o de tarde, así puedes compaginarlo con cualquier otra actividad.

Un buen profesor particular no es solo el que más sabe, sino que también es aquel capaz de empatizar con los alumnos y de comprender los motivos que dificultan el aprendizaje. En el contexto universitario, nadie mejor que tú comprende por qué tal o cual asignatura es complicada o dónde están las dificultades para desarrollar determinados ejercicios (¡o por qué es casi imposible aprobar con “ese” profesor”). Así que tienes mucho que aportar a otros universitarios tu ayuda puede ser de gran valor para quienes ahora tienen las mismas dificultades a las que tú ya te enfrentaste en su momento.

Sé profesor particular para universitarios ahora y asegúrate tener ingresos extra suficientes hasta que encuentres tu primer empleo, es más, si ves que la primera oportunidad laboral llega en forma de prácticas o de una beca y la remuneración por tu trabajo es escasa (o inexistente) siempre puedes seguir dando clases particulares para contar con algo de dinero extra que seguro que no te vendrá nada mal…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *