San Valentín: la verdadera historia

San Valentín se conoce mundialmente como “el día más romántico del año”. Muchas personas lo usan para demostrarle a sus seres queridos todo el cariño que les tienen. Tarjetas, ramos de flores, bombones… ya está tan extendido que hay toda una industria detrás del 14 de febrero. Pero, ¿por qué celebramos el Día de San Valentín? Si quieres saber la verdadera historia detrás de esta mítica figura, sigue leyendo.

 

Varias hipótesis sobre el origen del “Día del Amor”

La historia del Día de San Valentín está rodeada de un halo de misterio. Todo lo que sabemos es que hay varias teorías que apuntan al origen de esta celebración: una que sigue la tradición de la Antigua Roma y otra que sigue la tradición cristiana.

Una de las hipótesis que explican este día se basa en el antiguo festival romano de Lupercalia. Este se celebraba el 15 de febrero y estaba dedicado al dios de la agricultura, Fauno. En este día, los chicos sacaban una papeleta de una caja, que contenía los nombres de las chicas. Muchas de estas parejas acababan juntas para siempre, lo que relacionaría el  festival romano con nuestro amoroso Día de San Valentín actual.

Sin embargo, todo apunta a que el verdadero origen de San Valentín está marcado por la tradición cristiana y un sacerdote llamado Valentín que ahora será conocido por los siglos de los siglos.

 

¿Quién fue San Valentín?

Aunque hubo tres santos cristianos en los comienzos de esta religión que se llamaban Valentín, se suele dar por hecho que la historia real de este santo viene de un sacerdote romano que vivió en el siglo III d. C. Entonces, el Imperio Romano se encontraba en una crisis terrible.

El Emperador Claudio II prohibió que la gente joven se casara como medida desesperada. El emperador creía que los soldados solteros luchaban mejor que los casados, y necesitaba a los mejores en su ejército. Y aquí es donde aparece la figura del padre Valentín.

Este sacerdote quería proteger el sagrado sacramento del matrimonio. Para ello, empezó a oficiar bodas en secreto. No obstante, lo descubrieron y encarcelaron. Al final, los soldados romanos lo acabaron decapitando. La Iglesia lo nombró mártir por haber dado su vida por cumplir la palabra de Dios y así se convirtió en San Valentín.

 

Interesante, ¿verdad? Si te gusta la historia e indagar sobre el origen de sucesos de nuestro pasado, no dudes en acudir a Infoclases para seguir aprendiendo sobre esta materia tan apasionante.

 

¿Por qué se celebra el 14 de febrero?

San Valentín se celebra el 14 de febrero porque así lo declaró a finales del siglo V el Papa Gelasio I. Se supone que este día fue cuando el santo fue decapitado, y así se honraría y recordaría su muerte y su lucha.

Siglos más tarde, los autores británicos Geoffrey Chaucer y William Shakespeare ayudaron a consolidar lo que hoy en día ya se considera un mito y una tradición. Con sus alusiones a la festividad del Día de San Valentín, Chaucer y Shakespeare consiguieron que esta se transmitiera e influenciara nuestra cultura occidental.

Un ejemplo de esto lo encontramos en el poema “Parliament of Foules” (“Parlamento de las aves”) de Chaucer, en el que el autor se refiere al 14 de febrero como el día en el que los pájaros se unen para encontrar a sus parejas:

“For this was sent on Seynt Valentyne’s day

Whan every foul cometh ther to choose his mate”

 

Una curiosidad sobre los restos del mártir romano

La calavera de San Valentín se encuentra expuesta en la Basílica de Santa María in Cosmedin, en Roma. La encontraron durante unas excavaciones a principios del siglo XIX, en una catacumba cerca de la capital italiana.

El esqueleto y otras reliquias que ahora se asocian con el santo se desenterraron. Estos descubrimientos suelen repartirse entre varios relicarios. En este caso, los restos se repartieron por todas las partes del mundo, y ahora se pueden visitar en Francia, la República Checa, Irlanda, Escocia e Inglaterra.

 

Ahora el Día de San Valentín se celebra en todas partes del mundo y es uno de los días del año en el que se envían más tarjetas.

 

¿Dónde se celebra este día?

El Día de San Valentín se celebra por todo lo alto en Estados Unidos, pero ya hay otros países que se han unido a esta tradición, como Canadá, Reino Unido, Francia, Australia y México. Aunque está claro que ya se ha extendido, en mayor o menor medida, por todos los rincones del planeta.

Los estadounidenses probablemente llevan desde el siglo XVIII regalando tarjetas el 14 de febrero. Como dato curioso, podemos decir que a día de hoy se estima que cada año se envían mil millones de tarjetas de San Valentín. Y eso solamente en Estados Unidos.

Como vemos, esta fecha tiene muchos seguidores y seguirá siendo tradición por mucho tiempo. Y ahora tú ya sabes toda la historia detrás de la figura de San Valentín y la marcada fecha en la que se celebra.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *