Qué hago si el profesor particular no me enseña

qué hago si mi profesor particular no me enseña

Pues sí, después de buscar un buen profesor particular, de leer anuncios de clases, de hacer entrevistas y de seleccionar al que parecía el mejor candidato, puede ocurrir que descubras que las clases particulares no están dando los resultados que esperas.

qué hago si el profesor particular no me enseña

Qué hago si el profesor particular no me enseña” es una pregunta que te estarás haciendo ahora que crees que el profe particular no te está ayudando a lograr tus objetivos, sobre todo, porque seguro que te interesa cambiar esta situación…

Qué hago si el profesor particular no me enseña

Ahora mismo creerás que la única opción posible es cambiar de profesor particular, buscar uno nuevo y cruzar los dedos para que en esta ocasión los resultados sí sean los que tienes en mente. Pero antes de iniciar la búsqueda, quizás te interese saber otras respuestas a qué hago si en profesor particular no me enseña….

En primer lugar, es conveniente que hables con el profesor y expongas tus problemas, quizás el docente no entendió de forma adecuada los objetivos de las clases particulares o el tiempo en el que querías lograrlos; en este caso, bastará con una modificación de los objetivos para lograr cambios. O tal vez descubras que los objetivos que te habías propuesto no son realistas y que el progreso será más lento de lo que habías pensado en principio, quizás te convenga conocer una segunda opinión de otro docente que valore tu nivel o de un alumno de un nivel similar para comparar progresos, ten en cuenta que no todos los alumnos aprenden al mismo ritmo, y tal vez tú necesites algo más de tiempo para adquirir las competencias que deseas.

¿Te has planteado para qué sirven realmente las clases particulares? Son una forma de centrar el aprendizaje y de personalizarlo para que el alumno adquiera habilidades y destrezas para estudiar de forma independiente. Es muy frecuente creer que todo el trabajo recae en los hombros del profesor, y que el alumno es un objeto pasivo que escucha al profesor durante el tiempo de clase y que no tiene más que hacer. En realidad, la formación requiere de trabajo por parte del alumno y será mucho más efectivo si el estudiante apuesta por la formación autónoma, utilizando las clases particulares como la base de la formación, pero no como el “todo”.

Pero, ¿y qué hago si el profesor particular no me enseña aunque trabajo de forma independiente y tengo claros los objetivos?  En ese caso, te conviene cambiar de profesor particular. No siempre el mejor profesor particular con más formación y mayor especialización es el más indicado para todo tipo de alumnos, cada alumno es único, igual que cada profesor, por ello hay que buscar el que mejor se adapte a las propias necesidades y ritmo de trabajo.

En la nueva búsqueda de profesor particular ten en cuenta todo lo que has aprendido de la experiencia de las clases particulares anteriores y dedica un poco de tiempo a hacer una buena selección del profesor, seguro que estas 10 preguntas para elegir al profesor particular adecuado te ayudarán a no equivocarte más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *