Errores que todo profesor particular novato comete…

Ser profesor particular novato  viene de la mano de querer ser profesor particular por primera vez. En el momento en el que se decide ser profesor, el nuevo docente empezará a preparar las clases particulares desde la búsqueda de alumnos.

profesor particular novato

Todos los profesores particulares han sido profesores novatos en alguna ocasión, y todos comenten algunos típicos errores que, sin ser graves, sí que pueden repercutir en la calidad de las primeras clases e, incluso, en las perspectivas que el profesor particular novato tiene sobre las clases….

Errores que todo profesor particular novato comete con sus primeras clases particulares

Publicar anuncios de clases particulares muy genéricos

“Clases particulares de… Todos los niveles.”Anuncios así son clásicos entre los profesores novatos y, como muy pronto comprobarán, suelen llamar la atención de muchos alumnos, pero pocas veces se convierten en muchas clases particulares… ¿Como redacto mi anuncio de clases particulares? Es una pregunta que todo profesor sin experencia debería formularse, y la mejor respuesta no son una serie de pautas, sino pensar en cómo sería el anuncio perfecto para el profesor si fuera un alumno.

Querer ser un profesor particular “todoterreno”

“Profesor particular de todas las materias y niveles”. Otro de los clásicos del profesor particular novato, sobre todo, en profesores para niños y adolescentes. El profesor muy pronto se dará cuenta de que la efectividad de las clases está directamente relacionada con los conocimientos sobre cómo impartir clases, pero también sobre qué asignaturas se conocen.

Ofrecer tarifas poco adecuadas

Tarifas notablemente inferiores a la media “para atraer a más alumnos” son la tónica general, pero, también suelen atraer a alumnos con pocas intenciones de aprender o que valoran poco el trabajo del docente, su formación y su esfuerzo. Cada profesor puede valorar cuánto vale su tiempo, su dedicación y su esfuerzo, pero un precio adecuado, atraerá a los alumnos adecuados.

Menos habitual son las tarifas muy elevadas que, sin embargo, se podrían justificar si la formación del alumno es muy concreta o las materias que imparte tienen poca competencia.

Pretender ser “amigo” de los alumnos

Ganarse la confianza con amistad es habitual entre novatos, ya que es la forma más sencilla de conseguir confianza para que las clases continúen, sin embargo, no hay que olvidar que el alumno está pagando por recibir formación y no por tener un nuevo amigo, así que, un entorno amigable es aconsejable, pero sin olvidar que el objetivo de las clases es la formación.

Preparar demasiado las clases particulares

Esquemas, ejercicios, apuntes, más ejercicios, una actividad lúdica, una actividad de repaso y un test por si acaso da tiempo… El profesor novato tiene dificultades para calcular para cuánto suele dar una hora de clase particular y, por lo tanto, tiende a preparar demasiados contenidos para las clases.

Tener siempre a mano alguna actividad “extra” resulta muy útil, pero, el ritmo de la clase lo suele marcar el aprendizaje del alumno, el profesor solo tendrá que adaptarse a este ritmo, algo para lo que necesitará algunas clases.

No saber decir “no”

Cuando los primeros alumnos contactan con el profesor, ¿Cómo decir que no a sus solicitudes de horarios? Y si un día, en lugar de las clases particulares de siempre, trae deberes de otras asignaturas y quiere ayuda, ¿Cómo no ayudarle? Y si un día tiene que preparar un examen y quiere cuatro horas seguidas de clase, ¿Cómo decirle que no? Y si cambia los horarios de clases según sus necesidades…

Un profesor particular debe tener cierta flexibilidad, pero ello no quiere decir que tenga que aceptar todo lo que el alumno indica de forma sistemática, porque un “favor” puntual, se puede convertir en una costumbre. Así que, lo mejor es dejar las cosas claras desde la primera clase.

No planificar descansos

Uno más en la lista de errores habituales de profes particulares novatos es no tener en cuenta su propio tiempo de descanso entre clases, para los alumnos, después de la hora de clase, hay un descanso, pero cuando se tienen varios alumnos, es el profesor el que no descansa salvo que lo tenga en cuenta a la hora de organizar sus clases.

Ser profesor novato particular no es malo y cometer alguno de estos errores al principio es lo habitual y no hay que avergonzarse de ello, ya que estos errores, u otros similares, sirven para aprender a ser un mejor profesor particular. Después de todo, ser profesor particular novato es una etapa que se supera siendo profesor particular…

Y si tus primeras clases van a ser para niños, quizás también deberías leer el post sobre cómo dar clases particulares a niños, con algunos interesantes consejos para comenzar con buen pie como profesor de apoyo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *