Cómo organizar clases particulares en verano sin renunciar a vacaciones

organizar clases particulares en verano

¡No es complicado dar clases particulares y disfrutar de un excelente verano! Solo hay que saber cómo organizar clases particulares en verano.

organizar clases particulares en verano

Este verano has decidido conseguir unos ingresos extra con clases particulares, quizás hasta tengas claro cómo buscar alumnos para clases particulares en verano, es más, puede que hasta tengas ya algún alumno con el que comenzarás a impartir clases en los próximos días. Pero este también ha sido un año difícil para ti, y por mucho que te apetezca conseguir un dinero extra con unas cuantas clases, tampoco quieres renunciar a ese verano de descanso que tanto te mereces…

Cómo organizar clases particulares en verano

A quien madruga…

Pues sí, madrugar es una buena forma de organizar clases particulares en verano, ¡pero estás de vacaciones! Entre las 10:00 y las 11:00 puede ser una excelente hora para comenzar con las clases particulares, dependiendo del número de horas, claro, así el resto del día estará libre para disfrutar de tiempo de descanso.

Por supuesto, el horario de inicio de las clases lo puedes marcar tú, siempre que tu alumno o tus alumnos estén de acuerdo, así que, si sois madrugadores, también puedes comenzar tu clases antes.

Pocas clases…

Si el número de clases no es muy elevado y solo tienes uno o dos alumnos, intenta que los días de clase coincidan, así tendrás algunas jornadas completamente libres para disfrutarlas como más quieras.

Si el número de alumnos es mayor, quizás sea conveniente organizar clases en bloque en los mismos días (ten en cuenta tiempo de desplazamiento, y también tiempos de descanso). Igual que antes, de esta forma, siempre habrá días libres para disfrutar del verano como más desees.

Y si vas de vacaciones…

Ir de vacaciones es compatible con organizar clases particulares en verano, eso sí, avisa al alumno con tiempo de tus intenciones para que lo tenga en cuenta. En esos días puedes dejar tarea escolar programada para tus alumnos, por ejemplo, objetivos de estudio o deberes para completar en esos días.

En el caso de que el alumno solicite seguir con las clases en esos días, quizás puedas orientarle para que disponga de personal de apoyo para trabajar o, simplemente, acuerda con el alumno una o dos sesiones de clases utilizando los muchos canales virtuales disponibles: clases online, resolución de dudas mediante WhatsApp o similares. Eso sí, si utilizas este tipo de soluciones al organizar clases particulares en verano, establece horarios concretos y, además, informa de forma anticipada sobre la tarifa horaria de este tipo de clases.

¡Tú decides cuántas horas de clase!

El verano es temporada alta de clases particulares, pero también es temporada de vacaciones. Y si has trabajado de forma adecuada durante todo el año, el descanso estivo es necesario para recuperar energías. Recuerda que un nuevo año comenzará en septiembre y que deberás estar preparado para afrontarlo…

Así que al organizar clases particulares en verano no olvides que estás de vacaciones, y compagina las rutinas como profesor particular con tiempo para descansar y disfrutar del verano, después de todo, si hay que destacar una ventaja de dar clases particulares es la libertad que ofrece este tipo de trabajo por horas: ¡Tú decides cuántas dar!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *