Obsesionarse con buscar trabajo: ¡Desconecta dando clases particulares!

buscar trabajo

Buscar trabajo es una actividad que requiere de muchas horas de tiempo y de dedicación, así como de una cierta rutina diaria de búsqueda efectiva de empleo en los diferentes portales y medios, redacción de curriculums y cartas de presentación personalizados o preparación de entrevistas son parte de las tareas de quien busca trabajo..

obsesionarse con buscar trabajo

Claro que, si encontrar trabajo se convierte en una actividad a largo plazo porque las ofertas interesantes no son muchas, no es difícil obsesionarse con buscar trabajo. Pasar horas y horas delante del PC en busca de ofertas de trabajo, registrarse sistemáticamente en cualquier portal o en cualquier oferta o sobresaltarse cada vez que el teléfono suena son síntomas claros de que buscar trabajo se está convirtiendo en una obsesión.

Obsesionarse con buscar trabajo es más frecuente de lo que se cree, y se produce, sobre todo, en personas que, por el motivo que sea, no compaginan la búsqueda con otras actividades, como un empleo temporal o formación. ¿Cómo acabar con la obsesión por encontrar un trabajo? Dar clases particulares puede ser una excelente forma.

Evitar obsesionarse con buscar trabajo es fácil: Dar clases particulares te ayudará a desconectar

Si buscar un empleo se ha convertido en una obsesión que consume todas las horas del día y toda la energía, puede que se esté convirtiendo en una obsesión. Aunque eso de buscarse una actividad para desconectar no siempre está al alcance de todos: el deporte, la formación o los viajes requieren de un dinero del que quizás no se disponga.

Sin embargo, dar clases particulares es una actividad que requiere de una inversión inicial bajísima y que, por el contrario, puede reportar unos ingresos extra, que nunca vienen mal hasta que se encuentra un trabajo. Entre las ventajas de ser profesor particular hay que indicar que es un tipo de formación que ofrece mucha libertad para compaginar con otras actividades, incluso con la búsqueda efectiva de empleo, ya que el número de horas por día o por semana que se dan, lo puede decidir el docente según su tiempo disponible.

De hecho, la alta compatibilidad de las clases particulares con otras actividades hace que incluso sea posible compaginar ser profesor privado una vez que se ha encontrado un trabajo deseado.

Además de convertirse en una perfecta excusa para desconectar y dejar de obsesionarse con buscar trabajo durante el tiempo que se están impartiendo clases, al ser profesor particular también hay que dedicar tiempo a la preparación de las clases, así que, se deja de asociar estar delante del ordenador con buscar un empleo.

Por supuesto, estar dando clases particulares se puede incluir como experiencia de trabajo o como una actividad más para añadir en el CV.

Puede que el trabajo ideal esté esperando a la vuelta de la esquina o que tarde un poco de tiempo en llegar, pero las clases particulares se pueden empezar a impartir en cualquier momento, y son una actividad que no te restará tiempo en buscar un empleo, de hecho, incluso te puede ayudar a organizar mejor las jornadas para que sean más productivas y así dejar de obsesionarse con buscar trabajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *