Niños y clases particulares, ¿es conveniente?

niños y clases particulares

Niños y clases particulares parecen una combinación extraña, porque es cierto que las clases de apoyo también se pueden considerar como un tipo de clases particulares, pero clases particulares hay de muchos tipos.

niños y clases particulares

¿Niños y clases particulares se llevan siempre bien? En realidad pueden ser una combinación muy interesante, siempre y cuando la búsqueda del profesor particular sea adecuada teniendo en cuenta las características del alumno y, también, los objetivos de las clases particulares.

Niños y clases particulares: Cuándo es posible acertar

De forma general, se puede decir que todas clases particulares son una solución a medida de todo aquel que esté buscando formación a su medida, ya que al ser clases privadas, los contenidos, la metodología y el enfoque se pueden adaptar a las características del alumno.

Pero los niños están acostumbrados a aprender en entornos en los que comparten su espacio y sus inquietudes con otros niños.

Clases para apoyar o clases para aprender

Es frecuente confundir clases particulares con clases de apoyo escolar o de ayuda con los deberes relacionados con los niños, cuando el objetivo simplemente es que el niño tenga un apoyo mientras realiza los deberes, tal vez no sea imprescindible buscar un profesor dedicado, ya que con este tipo de clases puede que alumno se acostumbre a hacer su tarea escolar con ayuda y no se favorezca un aprendizaje autónomo e independiente.

En cambio, cuando el objetivo de las clases particulares es que aprenda, que refuerce o que avance en contenidos de su formación, las clases particulares son la opción perfecta para los niños.

Niños tímidos vs. niños sociables

Aunque también hay que tener en cuenta cómo es el niño, ya que a algunos pequeños les cuesta hablar o preguntar porque son tímidos, en este caso, un profesor particular puede ser la mejor opción, aunque el niño tardará algo en alcanzar confianza con su docente, este podrá dedicar su atención a alumno y favorecer una situación de confianza que favorezca la comunicación y que el niño se sienta cómodo para hablar y expresarse.

En cambio, los niños sociables y que necesitan estar en contacto con otras personas, pueden tener menos dificultades para comunicarse con mayores, incluso con un profesor particular, pero para ellos puede resultar mucho más estimulante un ambiente que compartan con otros niños y en los que puedan también comunicarse y compartir sus ideas con niños de su edad.

Un profesor particular a medida

Niños y clases particulares 1 – a – 1 no son siempre la mejor opción, pero no porque las clases privadas no sean una solución adecuada, sino porque el éxito del proceso radica en una buena selección del mejor profesor particular, que además de experiencia y formación en la materia que impatirá, debería contar con experiencia trabajando y dando clases a niños con edades similares.

De nuevo, las clases particulares más caras son las mejores en algunas ocasiones, pero tratándose de niños, suele ser mejor buscar una buena relación entre la calidad de las clases y precio a la hora de encontrar una solución de niños y clases particulares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *