Mi alumno adolescente se fuga clases particulares, ¿qué hago?

Dar clases particulares en el domicilio del profesor o en un aula alquilada por horas da ciertas ventajas al docente en cuanto a organización de las clases, siempre y cuando el alumno asista a clase, claro… Y es que si hay una ventaja importante de las clases en el domicilio del alumno es que este suele acordarse con tiempo de avisar al profesor.

adolescente se fuga clases particulares

Pero claro, que un alumno adulto no asista a clase es un problema que atañe a profesor y alumno, del mismo modo que, cuando quien no asiste a la clase es un niño pequeño se entiende que detrás está la decisión (más o menos directa) de sus tutores, pero ¿Qué ocurre cuando un adolescente se fuga clases particulares?

Mi adolescente se fuga clases particulares, ¿qué hago?

La adolescencia es una edad complicada y muchos son los jóvenes que, al llegar a ella, empiezan a presentar problemas con asignaturas concretas o problemas para aprobar y los motivos son de lo más variados… Pero una de las soluciones más recurrentes es la búsqueda de un docente privado o de una academia para ayudarle a aprobar. Si bien no siempre los adolescente están muy de acuerdo con esta medida y, siendo así, lo habitual es que el profesor comprueba en poco tiempo que el adolescente se fuga clases particulares.

¿Qué hacer si un adolescente se fuga clases particulares?

En este caso, lo mejor es establecer desde el principio un acuerdo con los padres sobre cómo actuar en esta situación, algunos quieren ser informados sobre ello, mientras que otros simplemente se conforman con saber que su hijo tiene la opción de ir a clase. En cualquier caso, siempre es recomendable establecer desde el principio las condiciones para clases canceladas sin preaviso en cuanto a tarifa o posibilidades de recuperación.

Si estas condiciones no se hubieran establecido y, un buen día, en profesor se encuentra con que el adolescente se fuga clases particulares, lo recomendable es avisar a los tutores sobre esta situación para evitar cualquier tipo de problema o responsabilidad.

Además, en el caso de que las fugas de clases particulares por parte del alumno se conviertan en algo habitual, quizás sea interesante valorar la posibilidad de hablar con el alumno y/o con sus padres sobre la posibilidad de reducir el número de horas o directamente, sobre el fin de las clases particulares.

Que un alumno no asista a clase pueden influir de forma negativa en la autoestima del profesor  que comenzará a preguntarse si no está utilizando una metodología adecuada, por ello si un alumno que es adolescente se fuga las clases particulares deberías tratar el problema abiertamente para determinar las causas y ponerles solución. Si es un problema del tipo de clase, hay opciones para mejorar, pero si es simplemente un problema de falta de interés, quizás sea más conveniente buscar alumnos para clases particulares que realmente estén interesados en la formación y que valoren la ayuda que como profesor particular le puedes dar.

No te preocupes si se te enfrentas a tu primer adolescente que se fuga la clases particulares, es una de las cosas a las que todo profesor particular novato se enfrenta tarde o temprano…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *