Las claves para que ser profe particular no deje de gustarte

claves para que ser profe particular no deje de gustarte

Ser profesor particular es una forma de que consigas dinero extra pudo parecerte muy interesante cuando iniciaste y, en realidad, has comprobado que no estabas equivocado. Si ese es tu caso, es porque, de forma consciente o inconsciente has aplicado las claves para que ser profe particular no deje de gustarte.

claves para que ser profe particular no deje de gustarte

Sí, ha ciertas claves para que ser profe paritcular no deje de gustarte y, si no tienes claro cuáles son estas clave o quieres conocer alguna nueva, lo tienes muy fácil, porque vamos a hablar de cuáles son estas claves.

Las claves para que ser profe particular no deje de gustarte

Elegir las materias en las que te sientas cómodo

Elegir las asignaturas que impartir es la primera de las claves para que ser profe particular lo deje de gustarte. Quizás puedas impartir varias materias porque tienes conocimientos de ellas, pero siempre hay asignaturas que gustan más que otras, así que tener en un puesto prioritario aquellas que realmente te motivan, te entusiasman y de las que sabes no solo porque las has estudiado, sino porque te informas, buscas datos y sientes curiosidad es difícil que dar clases deje de gustarte.

Valorar de forma adecuada tu tiempo y tu esfuerzo

El precio más bajo llama la atención de más alumnos, pero ¿realemente crees que con una tarifa más baja vas a sentir que tu esfuerzo y tu tiempo se valoran? Si vas a dar clases particulares por dinero, procura que la tarifa que propones sea la que consideras adecuada, de lo contrario, con el tiempo puede que no sientas reconocido tu esfuerzo y tu tiempo y que comiences a desmotivarte.

Seleccionar tus clases en base al tipo de profesor que quieres ser

Hay alumnos o tipos de clases que son más sencillos de encontrar que otros, por ejemplo, las clases de apoyo y refuerzo escolar son una de las primeras formas de acceder a clases como profesor particular. Pero no todos los profesores se sienten cómodos impartiéndolas.

Si tienes claro a quién quieres o a quien no quieres dar clases, indícalo en tu anuncio de clases particulares. La experiencia dando clases suele ayudar a saber cuál es tu alumno objetivo.

Tener un plan de estudios para confirmar progreso

Seguir avanzado en clases sin tener objetivos claros o cuándo se logran es desmotivador para el alumno, pero también es una de las claves para que ser profesor particular no deje de gustarte, ya que con un plan de estudios con objetivos y metas ayuda a confirmar la propia valía como profesor y resulta un elemento motivador. Además, favorece que se pueda mejorar al detectar desvíos o mejoras durante las series de clases particulares.

Innovar y actualizar tus recursos para las clases

Las clases particulares sencillas de dar y en las que el tiempo de dedicación es escaso, son una opción que parece sencilla de implantar y duradera, pero después de clases y clases y clases iguales, el proceso se vuelve rutinario y monótono. Innovar, actualizar contenidos o personalizar las clases ayuda a implicarse en la formación, pero también a sentirse motivado para seguir realizando nuevas clases y ayudando a nuevos alumnos.

Estas son algunas claves que ser profe particular no deje de gustarte, ¿ya las estás aplicando a tus clases particulares?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *