Las clases particulares más caras son las mejores

Las clases particulares más caras son las mejores es una frase tantas veces escuchada y tan interiorizada, que parece difícil creer que no sea cierta,  pero ¿Es siempre verdad que el precio más alto en clases particulares es siempre una buena inversión?

Las clases particulares son formación a medida, personalizada y dedicada para cada alumno, así que no es difícil imaginar que las clases particulares son gastos extraordinarios y, además, que van a suponer un esfuerzo económico importante.

Al buscar clases particulares por ciudades, es fácil ver que, incluso en una misma localidad, hay disparidad de precios. Al elegir las clases más baratas se cree que se están renunciando a la calidad, mientras que si se eligen las más caras, se apuesta por la excelencia en la formación, mientras que los precios medios, se plantean como una con una justa relación entre calidad de la formación y precio. Pero, ¿y si dijéramos que eso de que “las clases particulares más caras son las mejores” no es cierto?

Las clases particulares más caras son las mejores

Casi siempre, por no decir en todas las ocasiones, detrás de un precio que sobresale por encima de la media hay un docente con años y años de experiencia en formación, con alta especialización, con formación a medida y que sabe bien que en el precio de las clases no solo hay que tener en cuenta el tiempo efectivo de clase, sino también las horas de preparación. Este tipo de docentes tienen una alta demanda y, además, tienen bastante bien definido el perfil de alumno

Es decir, que no siempre son la mejor ayuda para cualquier alumno que busque ayuda en una materia de forma genérica.

Por ejemplo, es frecuente que las clases particulares más caras son las mejores porque son clases destinadas a profesionales o a empresas, pero puede que el profesor no tenga experiencia dando clases a alumnos adolescentes o a niños, y tienda a un tipo de formación demasiado académica, que de poca ayudar será.

Por ello, al buscar las mejores clases particulares, no hay que tener en cuenta solo el precio para determinar si las clases particulares más caras son las mejores, sino que es conveniente valorar las competencias y habilidades que el profesor presenta en su perfil, así como la experiencia y el tipo de alumnos y clases que puede impartir, teniendo en cuenta las especialidades que puedan ayudar a cada alumno.

Las clases particulares más caras son las mejores en algunas ocasiones, pero antes de optar por contratar al profesor que presenta la tarifa horaria más alta, conviene cerciorarse de que esas sean las mejores clases particulares para ti. Después de todo, si hay una ventaja destacable de la formación particular es que se trata de formación a medida, así que lo ideal es hacer una búsqueda de las clases más adecuadas para cada alumno, analizando experiencia y formación en primer lugar, y dejando en segundo término el precio de cada hora de clase.

En ocasiones se cumple la idea de que las clases particulares más caras son las mejores, pero no siempre…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *