¿ Las clases particulares funcionan para aprobar?

Preguntarse si las clases particulares funcionan para aprobar es algo que muchos alumnos se plantean cuando comienzan a valorar la posibilidad de buscar profesores particulares como ayuda para mejorar la formación y para aprobar.

las clases particulares funcionan

Preguntando entre los conocidos y el entorno, será posible que haya defensores que argumenten que las clases particulares funcionan y que ellos consiguieron el aprobado gracias a ellas, también habrá detractores que aseguren que las clases particulares no funcionan para aprobar y que los resultados que se obtienen son escasos o nulos, y quizás haya personas neutras que crean que las clases particulares funcionan como ayuda, pero que no favorecen el aprobado.

Así que, es difícil tener claro si las clases particulares sirven para algo, o no,  informándose entre los conocidos, ya que profesores particulares hay muchos, y no siempre las experiencias han sido positivas para quien ha recibido clases particulares.

Las clases particulares funcionan para conseguir el aprobado si…

Pero, sí, las clases particulares sí que pueden funcionar para aprobar o, incluso, para conseguir que un “aprobado raspado” se convierta en una nota excelente. Aunque para lograrlo hay que tener en cuenta algunos importantes aspectos…

La elección del profesor particular es importante. Como se indica en Profesor particular: 7 claves para encontrar el más adecuado, no todos los docentes son iguales ni tienen las mismas competencias o experiencia. La elección de un profesional con preparación específica en el tipo de materia que se quiere aprobar y con experiencia en la preparación de exámenes será esencial para que las clases particulares funcionen.

Cuando se opta por las clases particulares, un buen consejo para determinar el éxito es no perder de vista el punto de partida y el objetivo. Es fácil caer en la tentación de que con las clases particulares está todo hecho, y que el siguiente examen ya será todo un éxito. Pero, por muy bueno que sea el profesor particular, ninguno hace milagros, y el éxito de las clases no es instantáneo, sino que es un progreso constante. En ocasiones, la base a partir de la que comenzar es muy pobre hay que rehacerla con contenidos adecuados, por ello, los resultados en forma de buenas notas tardan en verse.

Las clases particulares funcionan, pero no hay que considerarlas como un remedio mágico, el éxito de este tipo de formación también lo determina la capacidad del estudiante para convertirse en autónomo, y para ser capaz de trabajar de forma independiente. Por lo tanto, para considerar que realmente funcionan, hay que dedicar tiempo a estudio independiente.

Tener buenas expectativas sobre conseguir aprobados y sacar “notazas” una vez que se comienza con la formación particular es lógico, pero en las clases particulares también hay que poner una dosis de realismo sobre las propias limitaciones, sobre los tiempos y sobre la dedicación a las clases. Elegir al mejor profesor particular no es garantía de resultados rápidos, las clases particulares funcionan, pero no siempre de la misma forma en dos alumnos y no siempre en el tiempo esperado, ya que hay que valorar muchos aspectos de la formación .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *