La ciencia de la resiliencia

Según la RAE, la resiliencia es la “capacidad de adaptación de un ser vivo frente a un agente perturbador o un estado o situación adversos”. En los tiempos que corren, cada vez más desastres naturales y guerras ocurren a nuestro alrededor. Unos científicos se centraron en estudiar los métodos de superación y recuperación de las víctimas del Huracán Katrina. A partir de esa investigación esperan poder ayudar a otras víctimas en el futuro para que se recuperen lo antes posible.

 

La resiliencia de la gente de Nueva Orleans

En Nueva Orleans, Lousiana, hay un monumento que conmemora el trauma que sufrió la ciudad cuando la arrasó el huracán en 2005. Pero este monumento no solo quiere recordar el sufrimiento, sino ser un símbolo para la resiliencia y la fuerza de los supervivientes.

Desde que la tormenta y la tragedia llegaron a la ciudad, un grupo de científicos han intentado descifrar cómo funciona la resiliencia. Han descubierto que, mientras que algunos supervivientes no han podido superar la traumática experiencia, otros han sabido salir adelante. En principio pensaron que quienes tenían menos sufrirían más, sin embargo se dieron cuenta de que ese no siempre era el caso. Y siguieron investigando.

 

La tormenta que destrozó sus hogares

El huracán Katrina arrasó Nueva Orleans el 29 de agosto de 2005. El 80% de la ciudad quedó inundada. Casi 2000 personas murieron. Estados Unidos no había sufrido nunca un desastre natural con unas consecuencias tan catastróficas. Por ello, el seguimiento de las víctimas fue clave para el estudio de la fortaleza y la capacidad de sobreponerse.

La resiliencia tiene muchos significados y es difícil de medir. Detallar exactamente qué es lo que hace que una persona tenga resiliencia es todo un reto. Por suerte, dos especialistas en ciencias sociales decidieron intentarlo. Ambos tenían proyectos desarrollándose en la ciudad antes de que el desastre pasara. Por ello, pudieron comparar a las víctimas antes y después del huracán.

 

Dos científicos unidos por el destino

El primero fue Mark VanLandingham, sociólogo de la Universidad de Tulane. VanLandingham llevaba un proyecto que estudiaba a los inmigrantes vietnamitas en Nueva Orleans. Por su parte, Mary Waters, de la  Universidad de Harvard, dirigía un proyecto a nivel nacional. Este se basaba en el estudio de como la educación superior afecta en la salud de padres y madres solteros.

No se conocían. Tampoco sabían demasiado sobre investigación de desastres naturales. No obstante, reconocieron rápidamente que sus investigaciones podían ser de ayuda. Se centraban en salud, comunidades sociales y las clases más desfavorecidas, lo que podía ser muy útil para ayudar a las víctimas.

 

Los supervivientes toman caminos diferentes

Mientras que muchos supervivientes consiguieron rehacer sus vidas, volver a casa, estudiar e incluso empezar nuevos negocios, otros no tuvieron la misma resiliencia. Algunas de las víctimas no lograron volver a conectar con su familia y su comunidad, no volvieron a encontrar trabajo y cayeron en depresión.

David Abramson, de la Universidad de Nueva York, se unió a VanLandingham y Waters para crear el proyecto Katrina@10. Su objetivo es buscar indicadores de resiliencia. Es decir, buscan patrones que ayuden a superar el shock causado en las víctimas. Han creado una lista de factores que parece ayudar a la recuperación más o menos rápida de los supervivientes. Entre ellos se encuentran los recursos financieros, los lazos sociales y culturales y el acceso a una vivienda estable.

 

Los resultados a largo plazo

Abramson desarrolló una herramienta analítica para determinar la resiliencia teniendo en cuenta 5 parámetros: la salud física y mental, la estabilidad económica, la vivienda estable y la adaptación social. Así, concluyó que la “fuerza psicológica” era un requisito imprescindible para recuperarse. La estabilidad económica era otro factor bastante importante. Por su parte, las personas más mayores o con discapacidad encontraban más difícil volver a la normalidad.

El objetivo principal de este grupo de investigadores es prever la recuperación a largo plazo. Los descubrimientos en este proyecto pueden ayudar a otras comunidades que se vean afectadas por incendios, inundaciones, terremotos, etc. Así, podrán identificar los riesgos y ayudar a superarlos.

 

¿Habías oído hablar de la resiliencia? ¿Te interesan la sociología y la psicología? Si quieres seguir formándote y llegar a ser todo un profesional, ahora puedes con Infoclases. Sus profesores particulares se adaptan a ti con sus clases presenciales y online. Échale un vistazo a su página web.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *