Hacer los deberes: ¿Primer dia o último?

Los deberes son parte de la rutina escolar y aunque es cierto tiempo surgen voces que solicitan la eliminación de la tarea escolar, de momento, lo cierto es que hacer los deberes es una obligación a la que se enfrentan los niños y adolescentes españoles a diario, así que cuanto antes se acepte mejor, y no solo para el niño también para quien tiene que ayudarle puntualmente con la tarea…

hacer los deberes

Lo extraño no es tener deberes a diario, sino que un día no haya nada que hacer como parte de las obligaciones escolares, claro que parece que hay días en los que hay que hacer un montón de deberes y otros en los que no hay casi nada… Y luego están esos proyectos y trabajos escolares que hay que hacer a medio o largo plazo. ¡Vaya un jaleo hacer los deberes y llevarlo todo al día!

Hacer los deberes: ¿Primer día o último día?

Y lo más curioso de todo, es que no hay consenso entre los alumnos sobre cuándo hacer los deberes, porque mientras algunos prefieren hacerlos el mismo día en el que el profesor los propone, otros prefieren dejarlos para la tarde antes de volver a tener la asignatura. ¿Cuál es el mejor momento?

Hacer los deberes el primer día, la mejor opción

Los conceptos y contenidos están frescos, porque se han dado en clase ese mismo día, así que al llegar al lugar en el que se hacen los deberes, abrir libros y cuadernos para completar las tareas relacionadas es la mejor forma para reforzar lo aprendido en clase, para realizar los ejercicios que son un complemento para lo visto durante la lección y para enfrentarse a las posibles dudas con tiempo suficiente para preguntar y tenerlo claro antes de la próxima clase.

Al hacer los deberes con tiempo, además, es más fácil planificar y organizar el tiempo de estudio, de forma que si, hay algún examen imprevisto en los próximos días, el tiempo de los deberes en el último minuto se podrá utilizar para estudiar o para realizar proyectos escolares.

Hacer los deberes el último día, para los que necesitan refuerzo

Hacer los deberes en el último momento, implica que los conceptos no están tan frescos, así que para resolverse, habrá que repasar lo que se dio en clase hace unos días. Vamos, que puede resultar costoso, pero también la mejor forma de “obligarse” a estudiar y a repasar.

Además, al hacer los deberes el último día, antes de la siguiente clase, el contenido reforzado estará más fresco en la memoria en clase.

Eso sí, como sea una tarde con muchos deberes o surja algún imprevisto, puede que la tarea escolar quede a medias o, incluso, que no sea posible llevar los deberes hechos.

La pregunta no debería ser ¿deberes sí o no?, porque no parece que vayan a desaparecer, al menos a corto plazo, saber si Deberes: ¿Los hace? y lo que es más importante, cuándo los hace para determinar si es el momento más indicado, tal vez haya que replantearse la organización del horario o, quizás, necesite un profesor de apoyo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *