Evita ser profesor aburrido particular…

evita ser profesor aburrido particular

¿Tus alumnos se distraen durante el tiempo de clase? ¿Los estudiantes miran por las ventanas mientras explican? ¿Ponen caras de horror cada vez que les propones realizar ejercicios? Actualiza tus clases particulares y evita ser profesor aburrido particular.

evita ser profesor aburrido particular

En formación particular las opciones de personalización de las clases son muchísimas, así que no tienes por qué ser un profesor particular Matemáticas aburrido o un docente de inglés aburrido… ¡Personaliza tus clases y evita ser profesor aburrido particular!

Evita ser profesor aburrido particular

Ser aburrido y ser barato

Muchos profesores particulares se preguntan: ¿Me conviene ser profesor particular barato? Cuando empiezan a buscar alumnos para clases particulares, sin embargo, son menos los que se plantean si conviene ser profesor aburrido particular es tan conveniente, porque, de hecho, la calidad de la formación está relacionada con la tarifa horaria.

¿Quiere eso decir que un profesor barato es aburrido? No exactamente, pero sí que es cierto que un profesor que no percibe una retribución que considera adecuada para el tiempo de dedicación a la clase, se sentirá desmotivado y, probablemente dedique menos tiempo a preparar clases de calidad.

Un consejo: calcula tu tarifa horaria no solo en base al tiempo efectivo de clase, sino también en base a la dedicación necesaria para preparar clases y evita ser profesor aburrido particular.

Ser aburrido y ser clásico

Ser un profesor aburrido suele asociarse con ser un profesor que utiliza recursos clásicos y que no innova en la formación, pero ¿hasta qué punto es verdad? Cómo enseña un profesor y cuál es la fórmula ganadora para que los alumnos encuentren las clases útiles tiene más que ver con que el profesor encuentre una metodología con la que se encuentre cómodo enseñando.

Es decir, que tener una metodología más clásica no quiere decir que las clases resulten aburridas cuando el profesor imprime en ellas su interés por la asignatura que está impartiendo.

Ser aburrido y ser innovador

Ser clásico e innovar de vez en cuando utilizando recursos inesperados como juegos, ejercicios sin lápiz y papel o las nuevas tecnologías (que también se pueden usar en clases particulares) no están reñidos. Así que no hay que tener miedo a innovar y actualizar contenidos y recursos para mejorar los resultados de las clases particulares.

Personaliza la formación y evita ser profesor aburrido particular

En clases particulares, el alumno busca formación personalizada y a medida de sus necesidades, pero también de su forma de aprender, por lo tanto, para evitar que las clases resulten aburridas, conocer bien al alumno y ser capaz de analizar con rapidez su forma de trabajar con también claves para conseguir que las clases sean de su interés.

Si se consigue un equilibrio entre lo que el alumno considera interesante y la forma de enseñar en la que el profesor se siente cómodo se conseguirá evitar que las clases particulares resulten aburridas.

Cada alumno es único, y lo que para unos es aburrido, para otros alumnos es la mejor forma de aprender, por lo tanto, la clave está en conocer a cada alumno y preparar clases a medida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *