La mitad de los españoles usan un segundo idioma

clases particulares estudiante

La última Encuesta sobre la Participación de la Población Adulta en Actividades de Aprendizaje del INE ha revelado datos más que interesantes sobre el conocimiento de los idiomas entre los españoles. Dicha encuesta ha reflejado que más de la mitad de la población habla una segunda lengua. Aquí entran no solo el inglés, alemán, francés, etc. sino también las lenguas autonómicas como el catalán, gallego, euskera y valenciano. El estudio, que se publica cada cinco años, nos indica que el 56,3% de los españoles de entre 18 y 64 años saben algún idioma diferente de su lengua materna.

 

Idiomas extranjeros

 

En lo que respecta a los idiomas, gana por goleada el inglés ya que es la lengua extranjera que más se usa, con una significativa cifra del 40,3%. Después tenemos El francés, con unos datos de uso del 14%, El alemán con un 2,8%, el italiano con un 2,6%, y el portugués con un 1,7%.

 

Como era de esperar, llama la atención que solo el 40,3% de la población adulta se maneje en inglés, siendo un idioma vital para poder desarrollar una buena carrera profesional. Y, también es significativo el hecho de que el alemán, a pesar de ser uno de los idiomas más importantes hoy en día para los estudiantes y jóvenes, tenga la mísera cifra de un 2,8%. Como siempre, parece que los españoles suspendemos en el aprendizaje de idiomas extranjeros. Habrá que preguntarse el por qué.

 

Idiomas autonómicos

 

Aquí las cifras son mucho más esperanzadoras, y eso que en las cifras que vamos a dar continuación no se tiene en cuenta si estas lenguas son o no lenguas maternas.

 

Comencemos por el catalán. Lo pueden usar casi el 85% de la población catalana y el 63,1% de la población balear.

 

El valenciano desciende a un 51,8% en los residentes en la comunidad, marcando una clara diferencia con el catalán. Sin embargo, debemos tener en cuenta que en las ciudades de Valencia, Castellón y Alicante apenas se oye por la calle.

 

Lo que sí que nos llama la atención es el uso del gallego, pues llega a hasta un 89%, siendo la lengua autonómica más usada en una comunidad.

 

Por último, nos queda el euskera, el más complicado de aprender al no ser una lengua romance. Aun así, el 55,1% de la población de Euskadi lo usa y el 21,7% de los navarros.

 

Para dar una visión global del uso de los idiomas nacionales, la Encuesta sobre la Participación de la Población Adulta en Actividades de Aprendizaje del INE nos ha indicado también que el 98,9% de los residentes en España habla el castellano, el 17,5% el catalán, el 6,2% el gallego, el 5,8% el valenciano y el 3% el euskera. Las diferencias respecto a los datos ofrecidos anteriormente estriban, por supuesto, en el número de habitantes de cada una de las comunidades autónomas.

 

Actividades formativas

 

La encuesta arriba mencionada también nos ha dejado más datos interesantes, especialmente en lo que se requiere a la formación y a la participación de la población española adulta en actividades de aprendizaje. De hecho, gracias a ella, sabemos que el 47, 7% de las personas residentes de entre 18 y 64 años han llevado a cabo alguna actividad de formación en el último año, los que nos da una cifra de 14 millones de personas. Los hombres, con una participación del 48,1%, adelantan en solo cuatro décimas a las mujeres, con unos datos del 47,3%.

 

Hay que destacar aquí también la diferencia entre comunidades, ya que Madrid, Navarra, Castilla y León y Cataluña copan la participación con una cifra superior al 50%. En el otro lado de la balanza nos encontramos con Andalucía, Asturias y Murcia, que son las comunidades cuyos habitantes han realizado menos actividades formativas.

 

Clases particulares

 

Hay 11,8 millones de españoles que han llevado a acabo actividades de formación en la que no se consigue ningún título o diploma, como cursos en el trabajo (58,1%), conferencias (37,6%), talleres (32,6%)…

 

En este epígrafe encontramos a las clases particulares. El 17,7% de esas casi 12 millones de personas recurrieron a clases individuales a domicilio con un profesor licenciado y con experiencia y al que remuneraron por sus servicios.

 

Aquí solo se está contabilizando el uso de las clases particulares a domicilio por la población adulta pero imaginad que se realizara un estudio entre la población infantil. Creemos que los datos serían abrumadores. Cada vez más personas, adultas o menores recurren a las clases particulares para mejorar su formación, adquirir nuevos conocimientos o, simplemente, lograr aprobar.

 

Clases particulares de ciencias e idiomas son las más demandadas, seguidas cada vez más por clases de informática a nivel avanzado. Las matemáticas, la física, la química… se convierten en huesos duros de roer para muchos estudiantes de secundaria, bachillerato, universidad e incluso de máster. Es ahí cuando ven que si no recurren a un profesor particular no lograrán aprobar.

 

El auge de los idiomas en un país como España, endémicamente falto de recursos educativos, culturales, etc. en este nivel, hace que la demanda de profesores nativos de inglés, alemán y francés crezca de manera exponencial. Y no solo los nativos, la gente también hace uso de españoles con un alto nivel de inglés o de alemán para recibir clases o para que les den clases a sus hijos.

 

Por último, la introducción de las nuevas tecnologías en las aulas y la tendencia al alza de introducir a los más pequeños en temas de robótica y programación hace que muchos padres recurran a profesores de estas materias, como Html, JavaScript, Css, Php, MySql, etc. Es una forma de conseguir desarrollar la lógica de nuestros hijos y de introducirles en las áreas profesionales del futuro.

 

A modo de conclusión, diremos que el informe del INE nos resulta interesante, pero creemos que sería fascinante poder obtener datos del número de pequeños que asisten a formación no reglada como clases particulares, academias, etc.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *