Desventajas de recibir clases en centros de apoyo escolar

Los centros de apoyo escolar, popularmente llamados “academias” son la opción predilecta de quienes buscan clases particulares o clases de refuerzo escolar. Las ventajas de las clases en academias son notables en lo que se refiere a ubicación, oferta de centros en todas las ciudades y, en la mayor parte de los casos, en selección de personal docente, por supuesto, que hace que, por ejemplo, si un profesor no puede impartir clases un día, siempre habrá una solución sustitutiva…

Pero a la hora de sopesar si elegir clases particulares en academias, también es importante tener en cuenta las desventajas de recibir clases en centros de apoyo, ya que no siempre son la mejor opción.

Algunas de las desventajas de recibir clases en academias

Clases masificadas. Muchos alumnos por clases es la tónica general de los centros de apoyo escolar, no es mala opción si se busca solo una ayuda para hacer los deberes o a un profesor que “controle que los estudiantes realizan los deberes y estudian, pero sí que desfavorece a los niños más retraídos o a aquellos que necesitan más ayuda con su tarea…

Tiempo en desplazamientos. El tiempo dependerá de la distancia ente el hogar y el centro, en algunos casos, se trata solo de unos minutos, en otros, se habla de más tiempo… Pero este es un tiempo que, salvo contadas excepciones se pierde.

Formación estandarizada. En clases con varios alumnos, sobre todo, cuando están organizadas por cursos o por ciclos, lo habitual es que los estudiantes tengan deberes o tareas similares – y dudas parecidas – la explicación se da de forma generalizada para todos los alumnos del mismo nivel y, a las posibilidades de personalización de la educación o de explicaciones pormenorizadas con menores.

No es que estas desventajas de recibir clases particulares en academias tengan que ser determinantes, de hecho, hay alumnos que funcionan muy bien en este tipo de clases, pero antes de elegir las clases particulares y ayuda a los deberes es importante tener en cuenta también estos aspectos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *