¿Recién graduado y sin trabajo? Da clases particulares a universitarios

¡Enhorabuena! Acabas de graduarte, así que ahora lo que toca es entrar en el mercado laboral y, a ser posible, en el sector para el que llevas varios años preparándote… ¿Se presenta como un proyecto a medio plazo? No te preocupes, porque siempre puedes plantearte una opción de lo más rentable: da clases particulares a universitarios de las asignaturas que mejor se te daban.

da clases particulares a universitarios
Tus primeras herramientas de trabajo

Si no te parece una buena idea, es porque aun no te has planteado todas las ventajas de las que se puede aprovechar quien da clases particulares a universitarios mientras busca un empleo. ¿Qué tal si vemos cuáles son?

¿Recién graduado y sin trabajo? Da clases particulares a universitarios mientras encuentras empleo

Elige solo lo que te gusta

Durante los años que has estado preparándote habría asignaturas que te gustaban más y otras que se convirtieron en auténticas pesadillas. Pero ahora que vas a dar clases particulares, no tienes por qué volver a revivir aquellas de pesadilla: da clases particulares a universitarios de las materias que mejor se te daban, o aconseja sobre cómo realizar los exámenes, o asesora sobre como presentar proyectos… La experiencia práctica como ex-alumno es tu mejor baza.

Lo tienes claro

La experiencia reciente como alumno que ahora ya está graduado es una ventaja si vas a dar clases particulares en la Universidad. Además, como acabas de terminar seguro que aun no has guardado los apuntes y temarios que tanto te sirvieron, así que es posible dar clases particulares a universitarios ahora que recuerdas los contenidos y los temarios de tus asignaturas preferidas.

Y sigue buscando empleo

Ser profesor particular es compatible con otras actividades, por ejemplo, no es necesario renunciar a la búsqueda de empleo mientras se dan unas cuantas clases particulares a la semana.

Compagínalo con un posible trabajo

Es más, dar clases particulares es incluso compatible con un primer empleo. Y es que no siempre el primer contracto con el mundo laboral es el soñado: quizás el primer trabajo sea de becario a tiempo parcial y la mayor parte del tiempo la función principal sea hacer fotocopias, o quizás sea como camarero… Por lo menos, mientras se den clases particulares a otros universitarios, se mantendrá en contacto con el mundillo en el que se ha estudiado y, por otro lado, es una buena forma de mantener contacto con el sector.

El trabajo perfecto llegará, pero mientras tanto la libertad horaria de las clases particulares permite acceder al mundo laboral manteniendo el contacto con el entorno universitario y mantener al día los conocimientos.

¡Y consigue algo de dinero extra!

Estudiar en la Universidad era caro… Pero tampoco es especialmente barato vivir una vez que los años de estudio han terminado, así que conseguir dinero extra nunca viene mal,  y las clases particulares son una estupenda forma de encontrarse con algo de liquidez para hacer frente a pagos comunes, y más en esas épocas en las que el gasto aumenta de forma notable, por ejemplo, durante la temporada BBC.

Si eres recién graduado y estás buscando un primer empleo relacionado con un título con escaso éxito, no desesperes, pronto llegará tu oportunidad… Mientras tanto, da clases particulares a universitarios.

Ahora que ya conoces las ventajas, ¿no te parece una estupenda idea para superar la superar la crisis?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *