Convertir las clases particulares en un negocio

convertir las clases particulares en un negocio

Las clases particulares son una excelente fuente de ingresos mientras se busca un empleo, pero: ¿has pensado en convertir las clases particulares en un negocio del que vivir?

convertir las clases particulares en un negocio

Soy profesor particular y consigo ingresos extra mientras encuentro un empleo” Es una explicación muy frecuente en el mundo de la docencia privada. Muchos de los profesores particulares que comienzan a dar clases privadas lo hacen pensando en que se trata de una actividad temporal con la que conseguir algo de dinero mientras aparece una buena oportunidad laboral.

Pero entre todos los que inician la andadura de la docencia particular, hay algunos que descubren en ella su vocación, una forma de ganarse la vida, sí, pero también la forma de tener un trabajo que gusta y que motiva. Es ahí cuando aparece la idea de convertir las clases particulares en un negocio

Convertir las clases particulares en un negocio del que vivir

Motivación, un buen número de alumnos satisfechos, contactos para encontrar nuevos alumnos y ganas de ayudar a otros a aprender, eso es todo lo que se necesita para convertir la clases particulares en un negocio.

Muchos son los que después de ver que siendo un buen profesor particular, la docencia privada es muy rentable, se animan a convertir las clases en un empleo a tiempo completo, una opción de trabajo por cuenta propia, y es aquí cuando comienzan las dudas sobre cómo convertir las clases particulares en un negocio rentable.

En primero lugar, sería conveniente darse de alta como autónomo para impartir clases y para poder facturar por los servicios de docencia particular ofrecidos, de esta forma se puede ademas ampliar el número y el perfil de los alumnos a los que impartir clases, ya que seguro que muchos autónomos y empresas estarán interesados en clases particulares si cuentan con un profesor que puede emitir facturas por sus servicios. Por otro lado, también hay centros de estudios que incluyen entre sus requisitos para la selección de personal que estos sean autónomos.

Entre las ventajas de convertir la formación particular en un negocio hay que señalar también que se podrán ofrecer los servicios y anunciar las clases en un mayor número de sitios online y físicos, ya que en algunos de los que cuentan con más visitas tienen como requisito que se trate de una empresa. Aunque en otros como Infoclases la publicación de anuncios de clases no tiene este requisito.

Dar el paso de convertir la clases particulares en un negocio real puede asustar en un principio, ya que es probable que haya que ajustar los precios teniendo en cuenta los nuevos gastos asociados de la actividad económica sin embargo, también hay que valorar las ventajas relacionadas con tener un negocio.

Ser profesor particular autónomo y dar clases particulares puede ser el primer paso para tener un gran negocio de formación y clases, como puede ser una academia o un centro de estudio. Aunque no siempre ser autónomo y profesor es el paso previo para abrir un centro y también se puede valorar la opción de abrir un negocio de clases particulares y apoyo escolar y tener una empresa propia dedicada a la formación.

2 thoughts on “Convertir las clases particulares en un negocio

  1. un cambio es dado por esta clase de decisiones, las cuales es tener algo que esta implementado no mas como una ideas superficial y trascenderla a nuestro primer negocio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *