Clases particulares para adolescentes: cómo impartirlas

La adolescencia es un periodo complicado, los cambios propios de esta edad se unen a un periodo en el que los jóvenes no tienen muy claro aun qué quieren ser, pero, sin embargo, este es el momento en el que se les exige que empiecen a tomar las primeras decisiones para orientar su futuro académico y profesional. Durante los años de ESO son muchos los alumnos que empiezan a encontrar problemas de aprendizaje, incluso de asignaturas que, hasta ese momento, les habían resultado fáciles e incluso interesantes, así que recurrir a clases particulares para adolescentes suele ser una de las medidas habituales.

clases particulares para adolescentes

Pero, si para el alumno que comienza con clases particulares es un momento difícil, para el profesor que tiene que impartirlas, las clases particulares para adolescentes suponen un auténtico reto a afrontar.

Consejos para impartir clases particulares para adolescentes

Preparar bien cada clase

Ya no son niños y no esperan que se les trate de esa manera, por ello, la preparación de clases bien estructuradas y en las que vean que pueden progresar son el primer paso.

Busca información sobre cómo enseñan sus profesores

Una mala base de aprendizaje o un enfoque poco adecuado de los nuevos profesores si han cambiado de centro escolar pueden estar entre los motivos para recurrir a clases particulares para adolescentes, tener referencias fiables sobre cómo enseñan sus profesores y sobre qué materiales utilizan en clase son una buena ayuda para la organización de un plan de estudios.

No ser su amigo, sino su profesor

Ganarse la confianza de un adolescentes puede ser complicado, ya que tienen a desconfiar de todo el mundo, sobre todo, de los adultos. Muchos profesores recurren a la vía fácil de intentar convertirse en sus alumnos, sin embargo, para asegurar el éxito de las clases lo adecuado sería recurrir a una fórmula en la que se establezca una confianza mutua, pero en la que alumno y profesor tengan claro cual es su lugar.

Escúchales y valora sus opiniones

Una buena forma de ganar su confianza y, además, de conocer cómo enfocar las clases para que les resulten atractivas es conocer sus opiniones y saber qué esperan de las clases particulares. Quizás sus expectativas son poco realistas en relación con las clases, pero seguro que se puede alcanzar algún tipo de consenso e incluso utilizar parte de sus ideas dentro de la clase.

Conseguir que se interesen por las clases

Un buen profesor particular es aquel capaz de trasmitir su pasión por la asignatura que imparte hasta conseguir que sus alumnos se contagien de ella, con la adecuada preparación y con un buen enfoque es posible conseguir que, aunque no se contagien, por lo menos tengan interés por saber más. Para encontrar a buenos docentes, quizás sería bueno saber cómo encontrar buenos profesores particulares rápido.

No todos los adolescentes son iguales

Dentro de los adolescentes que necesitan clases particulares hay todo un universo de jóvenes, desde aquellos que tienen altos objetivos académicos y personales, hasta aquellos a los que sus padres obligan a estudiar… Conocer estos objetivos será un paso importante para saber qué esperar realmente de las clases particulares para adolescentes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *