Clase particular de prueba gratis: ¿Sí o no?

La primera clase particular de prueba gratis es una oferta que muchos profesores particulares incluyen en su anuncio de clases particulares como un reclamo “gancho” para llamar la atención de los alumnos y para animarles a elegir nuestra opción entre todas las disponibles en el tablón de anuncios o en en buscador de clases particulares online.

CLASE PARTICULAR DE PRUEBA GRATIS

Casi de podría hablar de la “tradición de la clase particular de prueba gratis“, de hecho, muchos alumnos esperan esta deferencia en la primera clase. Sin embargo, son muchos los profesores particulares contrarios a esta extendida práctica dentro de las clases particulares. ¿Sí o no para una primera clases gratuita?

¿Se debe ofrecer siempre una clase particular de prueba gratis?

A favor del sí…

La primera toma de contacto entre el profesor y el alumno no siempre es una clase particular como tal, en ella se sientan las bases de las clases particulares, el profesor particular conoce al alumno, sus objetivos, sus metas, sus dificultades y carencias… Por lo tanto, el profesor no siempre tiene que enseñar nada y, además, no es una clase que lleve preparada, pues no sabe muy bien a qué enfrentarse…

Teniendo en cuenta estos aspectos, el profesor particular puede valorar que en esa ocasión se tratará de una clase particular de prueba gratis, ya que para él, el alumno no está aprendiendo.

Por cierto que, una única clase particular de poco puede servir al estudiante y, por lo tanto, se presupone que la primera clase “de prueba” será solo la primera de una serie de clases y, de ahí, que esta se pueda considerar como gratis.

A favor del no…

Y, sin embargo, en esta primera clases particular de prueba gratis, el profesor está dedicando parte de su tiempo a ayudar al alumno y, quizás, haya tenido que desplazarse hasta el domicilio del estudiante, por lo tanto, tendría que valorar el coste de todos estos aspectos antes de decidir si dar esa primera clase particular de prueba gratis.

Un aspecto más a tener en cuenta es dónde acaban los límites de esta “clase de prueba”. Quizás, en un principio, el profesor considere que esta clase inaugural sea solo una clase de valoración del alumno en la que el aprendizaje no sea parte central de la clase, pero con mucha frecuencia al iniciarse la primera clase se encuentre con que el alumno tiene muy claro que esa va a ser una clase completamente normal y que espere aprender algo o, por lo menos, medir las competencias del profesor, que puede encontrarse con que está impartiendo una clase particular integra y gratuita.

La decisión final será del profesor, aunque en cualquier caso, no sería recomendable unir una primera clase particular de prueba y gratuita con clases particulares baratas, ya que es muy posible desmotivarse pronto. Además, este tipo de ofertas suelen atraer a alumnos con poca motivación para estudiar, que buscan un “milagro” para su formación y que abandonan en cuanto comprenden que no podrán obtener resultados sin poner de su parte…

¿Y vosotros, soléis dar una clase particular de prueba gratis? 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *