¡A buscar profesor particular para recuperar malas notas!

Hay que buscar profesor particular, ya lo tienes claro. No puede ser que las malas notas se repitan a lo largo del curso, los primeros exámenes no han salido con se esperaba y las malas notas son la prueba de que el curso no está marchando como debería… ¡Vale, las malas notas ya están ahí y no se puede volver el tiempo atrás para mejorarlas!

BUSCAR PROFESOR PARTICULAR

Pero sí que se pueden recuperar los exámenes suspensos, así como intentar que en la próxima vez que se entreguen notas de un examen, los resultados sean bastante más positivos. ¿Cómo? La clave está en buscar profesor particular para impartir clases particulares de la asignatura o asignaturas con malas notas.

¿Malas notas? Hay que buscar profesor particular

Las malas notas están ahí, ese 5, 4, 3, 2, 1 o 0 son una cuenta atrás hacia el fracaso escolar. Aunque cuanto más alto es el número, más posibilidades hay de que la recuperación se logre, eso sí, habrá que buscar profesor particular antes de que las malas notas se conviertan en habituales y antes de que suspender exámenes se convierta en “normal”. Y no solo porque las malas notas implican que no se entienden los contenidos del curso, tampoco hay que perder de vista que, a medida que las notas disminuyen, la desmotivación del alumno va en aumento…

¿Quiere eso decir que para las notas malas – malísimas no hay solución? ¡Claro que no! Siempre hay oportunidad para convertir las dudas en respuestas seguras y para convertir la desmotivación en un “yo puedo aprobar”. Para eso mismo están los exámenes de recuperación y, además, ese es uno de los objetivos habituales por los que se buscan clases particulares.

Si hay intención por parte del alumno para convertir los malos resultados en un aprobado, y para transformar un fracaso puntual en la base a partir de la cual alcanzar el éxito académico, siempre habrá profesores particulares dispuestos a ayudar al alumno, y docentes preparados para identificar los problemas de aprendizaje y las carencias de base, trabajando a partir de ellos para conseguir que el alumno logre, poco a poco, superarlos y avanzar en el aprendizaje, al tiempo que recupera la motivación y la seguridad para estudiar y aprobar.

Por suerte, no siempre las malas notas son un suspenso, en ocasiones, una nota inferior a la que el alumno espera (valorando de forma realista en tiempo dedicado al estudio y a la preparación) puede ser considerada como un mal resultado. A quien prepara un examen para obtener un 9, que la nota final sea un 6 es un indicativo de que hay algo que no funciona al preparar exámenes… Así que, habrá que determinar el porqué, y buscar profesor particular es el primer paso para saber los motivos y, lo que es más importante: ¡para conseguir que el esfuerzo en estudiar tenga los resultados esperados!

¡Por cierto! Ahora que ya tienes claro eso de buscar profesor particular, te recomendamos que eches un vistazo a Profesores particulares: 10 preguntas para encontrar el adecuado, porque seguro que va a encontrar al profesor particular que se ayudará a despedirte para siempre de las matas notas…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *