Beneficios de dar clases particulares

Hoy en día, con la crisis que todavía estamos viviendo, son muchos los jóvenes universitarios que se decantan por realizar empleos a jornada parcial para ganar unos ingresos extra. Mientras esperan lograr el trabajo de sus sueños, no dudan en trabajar en otro tipo de puestos para poder llevar una vida más independiente.

 

Muchos de ellos optan por dar clases particulares a domicilio. Se convierten así en profesores y profesoras particulares que enseñan y ayudan a los alumnos de primaria, ESO, bachillerato y universidad a aprobar y a sacar buenas notas.

 

Ventajas de dar clases particulares

 

Lo cierto es que muchísimos profesionales han dado clases particulares a domicilio en algún momento de su vida, especialmente por las ventajas que otorgan. Vamos a verlas:

 

  1. No tienes jefe/a: es cierto que adquieres una responsabilidad con tu alumno o sus padres pero no tienes un jefe al que rendir cuentas y eso es de lo más agradable.

 

  1. Tú marcas tu propio horario: a la hora de dar clases particulares a domicilio, el profesor decide qué días y qué horas de la semana quiere trabajar. Nadie le impone nada.

 

  1. Tú escoges a tus alumnos: del mismo modo que tu alumno o padres de tu alumno te pueden rechazar, tú también los puedes rechazar a ellos si ves algún comportamiento inapropiado. Nadie te obliga a continuar dando clases particulares a un alumno con el que no te sientas cómodo o no hayas conectado.

 

  1. Tú fijas tus honorarios: eres tú como profesor particular quién decide cuánto va a cobrar por las clases que va a impartir y no al revés. Ésta es la mejor parte porque tú sabes lo que vales y le pones a tus clases el precio que se merecen.

 

  1. Adquieres experiencia: si lo que quieres es ser profesor en algún colegio o universidad, no hay mejor manera de empezar a adquirir experiencia dando clases particulares por tu cuenta. Puedes comenzar a dar clases particulares a domicilio desde que empiezas a estudiar la carrera y luego puedes seguir mientras haces el doctorado o te preparas las oposiciones.

Lánzate al mundo de las clases particulares

 

La verdad es que ser profesor o profesora particular tiene muchas ventajas para ganar un dinero extra e incluso para ganarte algo parecido a un sueldo si te lo tomas en serio e impartes varias asignaturas. A nuestro parecer, es mucho más cómodo y gratificante que ser dependiente o camarero (a no ser que ésa sea tu vocación) porque entre profesor y alumno se establece una relación estrecha que no ocurre en otros trabajos. Cuando tu alumno mejora gracias a tu ayuda te sientes genial y tanto él como su familia te estarán agradecidos siempre.

 

Si te gusta enseñar, no lo dudes. Lánzate al mundo de las clases particulares a domicilio. Tardarás unos tres meses en cogerle el tranquillo pero te aseguramos que luego estarás encantado con la decisión tomada. Prepárate bien las asignaturas que vas a impartir y ten empatía con tu alumno. Verás cómo así todo va estupendamente.

 

Te recomendamos que te registres en nuestro portal de clases particulares, Infoclases, para anunciar tus servicios y veras cómo muy pronto tienes la agenda llena.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *