Cómo tratar con un alumno que cancela clases de apoyo a última hora

A cualquiera le puede surgir un imprevisto que motive un cambio de planes en el horario establecido, pero cuando estos imprevistos se convierten en “previstos”, la cosa deja de tener gracia para convertirse en un auténtico fastidio… Si eres profesor particular y tienes un alumno que cancela clases de apoyo a última hora cada dos por tres sabes muy bien qué quiere decir esto.

alumnos que cancelan clases de apoyo a ultima hora

Y es que entre los muchos tipos de alumnos que un profesor particular encontrará a lo largo de su trayectoria en la docencia privada, hay uno que más pronto o más tarde llega a la vida del profesor dispuesto a trastocar el orden de sus horarios y rutinas y que pondrá a prueba su paciencia: el alumno que cancela clases de apoyo a última hora.

¿Qué hacer con un alumno que cancela clases de apoyo a última hora?

Este alumno es fácilmente detectable porque la primera cancelación (o sugerencia de cambio de hora) se produce solo unos días después de que las clases hayan comenzado y sin que el alumno dé una razón clara que justifique este cambio de clases. La primera ocasión se puede perdonar, el problema llega cuando después de una o dos clases más, la situación se repite y, a partir de ahí los cambios y cancelaciones de clases particulares se convierten en la tónica general de las clases.

Puede que si se trata de un profesor particular novato o de uno que no tiene muchos alumnos, el problema no parezca muy importante, pero después de unas cuántas clases puede llegar a ser desesperante.

En este caso, en primer lugar habría que pensar que el alumno que cancela clases de apoyo a última hora no encuentra los contenidos de la clase interesantes o la formación no es lo que esperaba. Por ello, si la situación se repite con cierta frecuencia, sería conveniente plantear al alumno la posibilidad de revisar contenidos y objetivos para actualizar las clases.

Pero no siempre es “culpa” de las clases particulares que el alumno cancele clases a última hora, sino de falta de motivación real para estudiar por parte del alumno que se revelará a medida de las clases particulares se desarrollan. En este caso también es conveniente que, como profesor, se valore esta situación para poner remedio tan pronto como sea posible.

Tener un alumno que cancela clases de apoyo particulares a última hora y de forma continuada no solo supone un molesto cambio de rutina para el profesor, que se encontrará con situaciones de tiempo perdido en preparación de las clases y que, con el tiempo, acabará por encontrarse con un cambio de clase que trastocará sus rutinas de clases y también sus rutinas personales.

Así que si la situación se repite con cierta frecuencia y como profesor comienzas a notar que, a ti también estas clases te empiezan a desmotivar o a minar tu confianza, lo recomendable es terminar con las clases particulares y buscar a alumnos que estén realmente interesados en formación particular y con los que los cambios imprevistos sean realmente a última hora.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *