¿Miedo a los exámenes? Algunas formas de superarlo son estas

Los exámenes son parte fundamental de la educación, la prueba de fuego para que el profesor descubra si los alumnos han comprendido los conceptos y aspectos de una materia, de un curso; la forma de determinar quién pasa de curso o de nivel educativo y quién no; un medidor de los requisitos mínimos para acceder a estudios superiores e, incluso, la forma de obtener un empleo público…

Ante estas perspectivas no es de extrañar decir que el miedo a los exámenes afecta a muchos estudiantes. No importa si son alumnos de Primaria o estudiantes universitarios, el miedo a los exámenes es real, y puede marcar la diferencia entre aprobar y suspender, pero también entre alcanzar las metas formativas deseadas y no hacerlo. ¿Por qué dejar que sea el miedo el que decida si progresar en los estudios o no?

¿Miedo a los exámenes o miedo al suspenso?

Alumnos que estudian mucho, que dedican horas y horas a hacer deberes, a preparar esquemas y resúmenes o, simplemente a estudiar, pero que, al final obtienen resultados inferiores a los que correspondería al esfuerzo realizado. El resultado más frecuente es el miedo al examen que, si no se supera, podría incluso frustar las expectativas.

Cuando los problemas para estudiar y aprobar no se centran en dudas con los contenidos, ni el problemas de aprendizaje, en muchos casos, el suspenso es producto del miedo a enfrentar una prueba de tipo test o examen, pero también es la causa de ese miedo.

El miedo se puede vencer… aunque sea miedo a los exámenes

Por suerte, el miedo a los exámenes se puede superar, aunque para ello es necesario trabajar en varios aspectos, por un lado, el refuerzo de los contenidos mediante clases de apoyo para que el alumno  se sienta seguro antes del examen; por otro las técnicas de estudios, que se deben reforzar con técnicas de relajación son claves para enfrentar un examen.

Además, la realización de ejercicios de tipo examen mediante clases particulares de preparación de exámenes suele ser muy eficaz a la hora de entrenarse para los exámenes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *