Las ventajas de estudiar un FP

Lo afirman los estudiantes, y lo confirman las estadísticas: Desde que empezara la crisis, en número de matriculados en cursos de FP ha aumentado hasta en un 50%.
Y no hace falta más que mirar la nota de corte para acceder a cualquier Formación Profesional para comprender que el perfil del estudiante de un FP ha  cambiado completamente. Ya no se trata de la alternativa para “quien no puede” acceder la Universidad, sino un complemento a la formación, incluso universitaria, y una oportunidad laboral única.
Y es que, aunque la Universidad busque, cada vez más, ofrecer cierta formación profesional, aun le queda un amplio camino que los cursos de FP ya han recorrido. 
FP es hoy sinónimo de oportunidades de trabajo reales, y aunque no sean a corto plazo, si que ofrece la posibilidad de formarse directamente dentro de una empresa del sector, con prácticas de 6 meses.
No hay que olvidar que, frente a otros cursos, un FP ofrece una titulación oficial y con validez en muchos concursos de oposición, pero el tiempo de duración es inferior si se compara con un grado universitario.
Darse una vuelta por una clase de FP es cambiar completamente la idea de los estudiantes: licenciados, postgraduados, profesionales, e incluso doctores son ahora parte del alumnado de los FP.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *