Cursos de refuerzo para vacaciones

Que las vacaciones de verano ya hayan llegado no significa despedirse definitivamente de tener que estudiar. Las vacaciones son un – necesario – tiempo de descanso para desconectar y recargar las pilas, porque el año que viene traerán muchas más cosas que estudiar y, sobre todo, cosas más complicadas que aprender…

cursos de refuerzo para vacaciones
Las vacaciones son el momento ideal para repasar y empezar a preparar el curso que viene…

Como prueba y certificación de que las vacaciones no son para olvidarse de estudiar, los deberes de verano que maestros y profesores no se han olvidado de adjuntar a las notas escolares, los famosísimos cuadernos de vacaciones, que tan fácilmente se encuentran en librerías, papelerías y demás, y las clases particulares de repaso escolar que ahora aparecen en forma de anuncios de clases particulares. Una de las formas típicas de mantener buenos hábitos de estudio durante el verano son los cursos de refuerzo para vacaciones.

Cursos de refuerzo para vacaciones

Reforzar los contenidos adquiridos durante el último curso y repasar aquellos contenidos esenciales e imprescindibles para el año siguiente son los principales objetivos de estos cursos de refuerzo para vacaciones, de forma que, al volver a clase el alumno cuente con una buena base de contenidos y conocimientos con los que el inicio del curso le resulte más sencillo.

El problema de los cursos de refuerzo para vacaciones en academias es que, en muchos de ellos, el número de alumnos por clases es muy elevado y, en ocasiones, además, la edad y el nivel de los alumnos es bastante dispar, por lo que el tiempo de clase para cada uno de los alumnos es muy reducido y, al final, los objetivos de las clases pueden verse bastante reducidos, ya que el alumno no tiene tiempo suficiente para dar la ayuda personalizada que cada alumno necesita.

En lugar de los cursos de refuerzo para vacaciones, también se pueden valorar otras alternativas, como las clases particulares de refuerzo para vacaciones, que es un tipo de formación personalizada y a medida de cada alumno, de esta forma, el refuerzo se centra en aquellos contenidos que el alumno realmente necesita reforzar y repasar, mientras que los contenidos que tiene adquiridos, no son tratados de forma profunda. Es decir, que las clases particulares se realizan a medida del alumno.

Aunque las clases particulares son privadas, ello no quiere decir que no se puedan buscar fórmulas a medio camino entre la masificación de los cursos de refuerzo para vacaciones y las clases particulares privadas, por ejemplo, se puede valorar y acordar con el profesor la posibilidad de impartir clases particulares para dos o más alumnos, por ejemplo, en caso de hermanos que solo requieran de repaso y refuerzo para mantener la rutina de estudio en verano; o para dos o tres compañeros de clase sin problemas de aprendizaje que hagan que ninguno de ellos requiera de atención especial.

El repaso y el refuerzo de contenidos adquiridos durante el curso es esencial también en los meses de verano, ya que gracia a él, la vuelta a clase será más sencilla. Los cursos de refuerzo para vacaciones son solo una de las formas para mantener esta rutina de estudio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *