Un cuarto de milenio sin Laurence Sterne

En este post sobre literatura homenajeamos al autor Laurence Sterne en el 250 aniversario de su muerte. El novelista inglés, aunque nacido en Irlanda, falleció el 18 de marzo de 1768. Aquí recordamos su vida y su obra, ambas llenas de curiosidades y alguna que otra tragedia. Ahora lo conocemos como uno de los maestros del movimiento de la sensibilidad y los sentimientos. Veamos cómo llegó a escribir sus icónicas novelas.

 

Unos comienzos difíciles

Sterne nació en un contexto bélico. Su padre fue oficial en la Guerra de Sucesión española (1701-1714). En Flanders (Francia) se casó con Agnes, la que sería la madre del escritor, que acababa de quedar viuda. El ejército se retiró a Irlanda y allí nació Laurence Sterne en 1713. La mayor parte de su infancia la pasó siguiendo a las tropas por el país, en unas condiciones bastante precarias.

Gracias a una beca, Sterne pudo ir a estudiar secundaria en Cambridge, Inglaterra. Allí sufrió su primera hemorragia seria en los pulmones. Descubrieron entonces que tenía una tuberculosis incurable. Se graduó y se ordenó sacerdote. Estuvo primero en una vicaría en York y luego en Stillington. Empezó a meterse en política pero al poco se dio cuenta de que ese camino no era el suyo. Por estos entonces, Sterne se enamoró de Elizabeth Lumley. Se casaron en 1741.

 

Un cambio radical de vocación

Durante su vida como clérigo, Sterne trabajó duro pero de forma algo irregular. Sus sermones se hicieron famosos con rapidez. Desde fuera, se podía decir que llevaba una vida de clérigo bastante exitosa. Sin embargo, su mujer Elizabeth no estaba nada feliz. Tuvo varios hijos que nacieron muertos y solo una, Lydia, sobrevivió.

En 1759 Sterne escribió A Political Romance (Un romance político) para apoyar a su decano en una pequeña trifulca eclesiástica. Esta era una sátira al estilo de Swift. El resto de clérigos se escandalizaron y quemaron el libro. De esta forma, Sterne perdió su credibilidad en la Iglesia, pero encontró su verdadera vocación. Y todo con casi 50 años.

Empezó, entonces, a escribir una de sus obras más famosas, Tristram Shandy. Aunque su vida estaba patas arriba porque su madre y su tío fallecieron y su esposa amenazaba con suicidarse, el escritor tenía que terminar su comedia. Quizás estas circunstancias propiciaron la sutil comicidad de la novela, que se mezclaba con la sensibilidad y la melancolía. La primera versión, mucho más satírica y dura, fue rechazada por su editor. No obstante, la segunda versión fue todo un éxito.

 

Todo éxito tiene sus consecuencias

A finales de 1759, La vida y opiniones del caballero Tristram Shandy se publicó en Londres. En pocos meses, tanto la obra como el autor se hicieron famosos. Los editores de la capital compraron una segunda edición de la novela y dos volúmenes de sermones. Un vecino de Yorkshire le ofreció a Sterne trabajar en su parroquia. Así fue como el autor comenzó su tercer trabajo como clérigo. Allí tenía tiempo de sobra para escribir. La casa donde vivía el autor es ahora un museo y se puede visitar.

En esa modesta y tranquila casa, Sterne escribía durante los veranos. Luego, en invierno, iba a Londres y publicaba en lo que había estado trabajando. Poco tiempo después, el autor se convirtió en su propio editor y publicaba sus propias obras. En Londres, llevaba una vida ajetreada y a veces bastante salvaje. De hecho, en 1762 casi muere de una de sus hemorragias en el pulmón. Se retiró, entonces, a Francia a descansar. Su mujer y su hija fueron con él y se quedaron en el país para siempre.

 

Escribiendo hasta el final de sus días

La colección de Tristram Shandy se acabó en 1767, cuando Sterne publicó su último volumen. Poco después se enamoró de Eliza Draper. Fue un escándalo porque esta era muy joven y estaba casada. Tuvieron una corta relación pero ella tuvo que regresar a la India con su marido. Cuando se fue, Sterne terminó su novela más conocida: Viaje sentimental por Francia e Italia. La publicó en 1768 y sufrió un colapso.

Murió en sus habitaciones de Londres. Su cuerpo fue enterrado en la capital pero alguien lo robó. Lo llevaron hasta Cambrigde para utilizarlo en una clase de Anatomía. No obstante, alguien lo reconoció y lo llevaron de vuelta a Londres para volver a enterrarlo.

 

El legado de Sterne

La segunda y última novela de Sterne, Viaje sentimental por Francia e Italia, cuenta la historia de Yorick. El autor inglés pudo terminar la parte que habla de los viajes de Yorick por Francia, pero murió antes de acabar la parte italiana. Sus editores dejaron el libro tal cual quedó, y termina abruptamente como lo hizo la vida de Sterne.

Ahora conocemos a este escritor por su influencia en el mundo del “sentimentalismo” que sirvió de predecesor para el Romanticismo. Él y otros autores como el escocés Henry Mackenzie escribieron historias cómicas con énfasis en los sentimientos y la moralidad. Este último es conocido por su obra The Man of Feeling (El hombre de sentimiento), publicada en 1771.

 

Conocer la vida de escritores y artistas famosos es siempre interesante. Si quieres seguir aprendiendo sobre literatura, visita la web de Infoclases para obtener toda la información sobre sus clases particulares. Por otro lado, si quieres seguir leyendo sobre literatura, aquí tienes un post sobre cómo salvaron los hermanos Grimm los cuentos populares.

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *