Cómo son las clases de apoyo

Cuando hay que buscar un profesor particular es normal preguntarse cómo son las clases de apoyo, después de todo, este es un tipo de formación que no se busca por ocio o “porque sí”, sino como respuesta a un problema de aprendizaje concreto y que, en el peor de los casos, ya se ha traducido en un suspenso de hecho…

cómo son las clases de apoyo

Buscar clases de apoyo para Primaria o Secundaria será el primer paso para poner solución a este problema, y una vez seleccionado el profesor particular destinado a ayudar al alumno es el momento de prepararse para las primeras clases, pero ¿cómo son las clases de apoyo que se recibirán?

Cómo son las clases de apoyo

¿Para hacer los deberes?

En realidad, el objetivo de las clases de apoyo no debería ser disponer de este tiempo para hacer los deberes, sino para reforzar lo aprendido en clase. Aun cuando se utilicen para hacer los deberes, no hay que esperar que sea el profesor particular el que de las soluciones de los ejercicios porque no se trata de llevar los debere bien hechos a diario, sino de que el alumno aprenda.

Así que no, no son clases para hacer los deberes.

¿Para resolver dudas puntuales?

Dentro de los aspectos que definen cómo son las clases de apoyo particularesla resolución de dudas del alumno entran entre los contenidos de la clase. Por lo general, sera decisión del profesor si la duda se resuelve en el mismo momento, o si este buscará información, ejercicios y materiales adecuados para ofrecer una explicación completa.

Así que sí son una forma excelente de resolver las dudas que se puedan tener sobre una materia.

¿Para preparar exámenes?

Otra de las formas de entender cómo son las clases de apoyo es esta, se pueden entender cómo un repaso general de los contenidos antes de un examen. Algo así como un periodo de tiempo, diario o semanal, en el que el alumno resuelve dudas que puedan surgir durante horas de estudio, en el que se afianzan conceptos o en el que se valora el nivel de aprendizaje del alumno, al tiempo que se dan pautas para avanzar en el estudio.

Por supuesto que sirven para preparar exámenes.

¿A medida de las necesidades el alumno?

Como son clases particulares, una de las ventajas es que se trata de clases a medida del alumno, en las que los objetivos los marca el alumno, su nivel de inicio y el nivel que pretende alcanzar con las clases.

Desde luego, son clases se que adaptan a las necesidades de estudiante y a su ritmo de aprendizaje.

¿Aburridas?

Las clases de apoyo no tienen por qué ser aburridas, al elegir a un profesor particular es posible hacer una selección de docentes según la metodología o el enfoque que utilicen, pero también en función de la afinidad entre profesor y alumno.

Por lo tanto, no tienen por qué ser aburridas, más bien, todo lo contrario.

Ahora que ya está un poco más claro cómo son las clases de apoyo, no parecen una mala opción para aprobar esa asignatura que está dando problemas, ¿verdad?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *