Consejos para impartir clases particulares de calidad

Las clases particulares pueden ser un tipo de formación de buena calidad, a presentar la formación particular como una alternativa de excelencia en la formación, han contribuido un buen número de profesores particulares que apuestan por la calidad de los contenidos de las clases particulares.

Ser un buen profesor particular implica dar clases particulares de calidad, puede que el número de alumnos sea menor o que el tiempo de preparación de cada clase sea mayor, pero ello también repercute en el prestigio que se adquiere como profesor particular.

Consejos para impartir clases particulares de calidad

Un profesor particular de calidad no lo es de forma casual, de hecho, hay varios aspectos que los mejores docentes tienen en cuenta para preparar sus clases, estos son algunos de ellos.

  • Publica un anuncio atractivo. Sencillo, claro y conciso, pero en el que quede claro que tu objetivo es ayudar a aprender a los alumnos que busquen clases particulares de aquello que impartes. No tengas miedo en ser muy específico o concreto en el anuncio de clases particulares, la especialización es un plus en las clases de calidad.
  • Prepara preguntas concretas para la primera clase. La primera clase, sirve para que alumno y profesor se conozcan, en ella el profesor evalúa el nivel de partida, así que unas cuantas preguntas sobre si ha estudiado antes, si ha recibido clases particulares, cuáles son sus objetivos… son esenciales para conseguir que las clases sean personalizadas.
  • Prepara un diario con objetivos para las clases particulares y divídelos en objetivos más pequeños. Una guía o, mejor aún, un diario de objetivos en el que se anoten pequeños progresos, dificultades, ejercicios o actividades que el alumno asimila mejor, tipos de actividades que funcionan peor.
  • Prepara cada clase para conseguir un objetivo concreto. La preparación de cada clase es la que determina el resultado, la improvisación suele convertirse en caos y en peor aprovechamiento de las clases, por ello, el tiempo de la clase debe prepararse antes del inicio de la lección.
  • Busca ayudas, recursos, guías.. para ayudarte a preparar las clases. Cada clase es única, porque cada alumno también lo es, así que orientarse, buscar información y tener algunos recursos “Extra” en forma de páginas web, de plataformas de profesores o de clases, de guías siempre ayuda para mejorar la calidad de las clases. Además, no hay por qué renunciar a la innovación dentro de las clases, que sean más dinámicas, más activas o que libro y mesas no estén siempre presentes no quiere decir que la formación sea de peor calidad.
  • Evalúa periódicamente la consecución de los objetivos marcados para las clases particulares y adecua los objetivos más pequeños para adaptarlos al progreso de la clase. De esta forma las clases siempre se adaptarán a los objetivos del alumno, el diario de objetivos es una herramienta muy útil para la evaluación del éxito de las clases.

Desde el punto de vista del formato, de la metodología o del enfoque, las clases particulares de calidad pueden ser muchas, pero la mejor prueba de la calidad son los resultados que los alumnos pueden ver en su formación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *