5 muestras de que tus clases de refuerzo dan resultados

clases de refuerzo dan resultado

Ser un buen profesor particular no es fruto de la casualidad, aunque nunca está de más comprobar que aquello que se enseña en las clases es comprendido por los alumnos, que las dudas quedan resueltas de forma eficaz y que las clases de refuerzo dan resultados.

clases de refuerzo dan resultado

Al hablar de clases de refuerzo escolar es frecuente pensar en un tipo de formación que sirve para “ayudar  a hacer los deberes” y poco más. En realidad, cuando las clases de refuerzo dan resultados no es solo porque van con los deberes hechos o porque tienen los exámenes preparados, sino porque se están convirtiendo en estudiantes independientes.

Como profesor que lleva un tiempo dando clases de refuerzo escolar a niños y niñas, puedes haberte preguntado en alguna ocasión si tus clases están dando los resultados que esperas. La respuesta puede ser afirmativa, aquí tienes cinco valiosas muestras de que así es…

Cinco muestras infalibles de que tus clases de refuerzo dan resultados

El tiempo de resolución de los ejercicios es menor

Antes dejar que resolviera por sí solo un ejercicio era cuestión de esperar mucho tiempo, de ayudar, de orientar y de supervisar cada paso, porque esta era la única forma de avanzar. Ahora el tiempo de resolución de los ejercicios es mucho menor y el porcentaje de error es muchísimo más bajo.

Señalar un error implica una respuesta clara

Vale, puede que los errores no hayan desaparecido del todo y que siga habiendo cosas en las que se equivoca con frecuencia, pero al corregir un ejercicio o una actividad y detectar un error en algo de lo que ya se ha estudiado basta con señalar al alumno donde está el error para que este sepa en qué se ha equivocado, y lo que es más importante: sabe cómo resolver ese error para conseguir que el ejercicio esté bien resuelto.

El alumno hace preguntas

Cuando comenzaste a impartir clases de refuerzo no había dudas, porque todo era una gran duda que había de desenmarañar desde el principio. Ahora, en cambio, el alumno ya hace preguntas y tiene dudas que se pueden resolver con una respuesta.

No es que todas las dudas sean fáciles de resolver, puede que de hecho la complejidad de las mismas haya aumentado, pero por lo menos se aprecia una base de conocimientos.

El alumno busca información o contenido extra sobre los temas explicados

Comienza a pensar que tus clases de refuerzo dan resultados excelentes cuando después de una clase en la que has explicado algo y crees que el alumno lo ha comprendido, aparece al día siguiente con información buscada online o con datos que completan tu explicación anterior. ¡Hasta puede que tú aprendas algo!

En este punto se aprecia que el alumno comienza a trabajar de forma autónoma y tiene las capacidades para estudiar de forma independiente.

El alumno (o sus padres) te recomienda a sus amigos

Además, y no menos importante, es un buen dato constatar que el alumno o sus tutores se informan sobre tu disponibilidad horaria para dar clases de refuerzo a compañeros de clase, amigos, conocidos…

Estos son cinco muestras de que las clases de refuerzo dan resultados y van por buen camino, aunque hay algunas otras que también pueden ayudar a descubrir los progresos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *